18 de junio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:50
Autonomías > Cataluña

Puigdemont: El 155 "paralizará y bloqueará" la sanidad catalana

En el documento de alegaciones remitido al Senado, el presidente de Cataluña prevé un bloqueo administrativo

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.
Puigdemont: El 155 "paralizará y bloqueará" la sanidad catalana
Redacción
Jueves, 26 de octubre de 2017, a las 11:40
El Senado ha recibido este jueves las alegaciones del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, contra la aplicación del Artículo 155 con el que el Gobierno quiere poner fin a la situación desatada en Cataluña. Con este documento, que llega después de un nuevo embrollo –la Cámara Alta dijo a primera hora no haber recibido nada–, la Generalitat denuncia que con la aplicación de este precepto constitucional se generará una situación "peor de la que se quiere evitar", que afectará, entre otros aspectos, a la sanidad pública catalana.
 
El documento, de nueve folios, ha llegado por burofax. En él, Puigdemont advierte que “para resolver lo que el Gobierno ha calificado de grave situación extraordinaria, se va a crear una más grave situación extraordinaria, al arrebatar a Cataluña su autonomía política y desposeer a los catalanes de sus instituciones”. El president prevé incluso un bloqueo de los servicios públicos esenciales que la Generalitat presta a través de organismos dependientes como el CatSalut, y que no escapan al control que prevé imponer el Gobierno central, según lo anunciado el pasado sábado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
 
Puigdemont se ampara en la Constitución Española para rechazar la remoción de su Gobierno y el control que se pretende imponer al Parlament de Cataluña. A continuación se refiere al resto de la Administración autonómica. “La extensión de esta facultad a todos los servicios públicos, unidades y sectores de la Administración de la Generalitat no es compatible con el Artículo 155 de la Constitución”, opina el presidente Catalán, que además vaticina que generarará “una acumulación de tramites de gestión imposible” y “prácticamente fuerza el bloqueo o la paralización de los servicios públicos que presta en la actualidad”.
 
Por otra parte, en este documento, Puigdemont deja en manos del delegado del Govern en Madrid, Ferran Mascarell, la representación por parte del Ejecutivo catalán en la Comisión senatorial y, en caso alternativo, en los senadores del PDeCat, Josep Lluís Cleries, o de ERC, Miquel Àngel Estradé.