Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Autonomías > Cataluña

Los presupuestos de Junqueras y Comín no incluyen la compra del General

Si se produjera la compra, Salud debería retirar fondos de otras partidas sanitarias para ejecutar la operación

Oriol Junqueras, consejero de Hacienda; y Antoni Comín, consejero de Salud de Cataluña.
Los presupuestos de Junqueras y Comín no incluyen la compra del General
Redacción
Miércoles, 30 de noviembre de 2016, a las 11:20
El vicepresidente y consejero de Economía de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras, presentaba este martes el proyecto de presupuesto catalán para 2017, que contemplaban una inversión en Salud de 408 millones más respecto a las cuentas de 2015, las últimas aprobadas tras el fiasco de 2016. Sin embargo, de toda esa financiación ningún capítulo contempla la compra del Hospital General de Cataluña, caballo de batalla de Antoni Comín en los últimos meses.

El propio Junqueras ha asegurado en la presentación del documento económico que este incluye "lo que está decidido, no lo que puede pasar algún día". De esta manera reconoce que sus cuentas obvian la petición del consejero de Salud de disponer de 50 millones de euros para la compra del Hospital General de Cataluña.

En esta línea, fuentes del departamento dirigido por el vicepresidente han precisado a Redacción Médica que “nada que no sea seguro se incluye en los presupuestos”. Por ello, “si finalmente se activa la compra, será el departamento quien decida qué fondos de los asignados destina a la operación”. Entonces quedará por determinar de qué partida sanitara extraerán fondos para la hipotética compra.

Tal y como aseguró el consejero de Salud de la Generalitat, el objetivo era adquirir el hospital por 50 millones de euros fraccionados en diez pagos anuales, a razón de cinco millones al año. Sin embargo, la Hacienda catalana no ha presupuestado ni los cinco del primer pago ni una partida por el coste total.

Los números presentados para 2017, si no se ganan otro ‘no’ de la CUP, contemplan que el 74,7 por ciento del gasto no financiero no finalista vayan al ámbito social. En Salud, el aumento de la inversión en recetas y nuevos medicamentos aprobados es de 128 millones; 35 más serán para recortar las listas de espera y 99 millones más para salud mental. Del mismo modo, se han planificado 31 millones de euros para mejorar hospitales públicos.