Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Autonomías > Cataluña

La crisis política de Cataluña da alas a los pseudocientíficos

El miedo a prohibir cualquier acto es aprovechado para la divulgación de estas falsas terapias

El líder del proyecto Dolça Revolució, Josep Pàmies.
La crisis política de Cataluña da alas a los pseudocientíficos
Redacción
Sábado, 23 de septiembre de 2017, a las 15:00
Suma y sigue en el conflicto catalán. Una coyuntura que están aprovechando las pseudociencias y, más concretamente, el polémico Josep Pàmies, líder del proyecto Dolça Revolució. El último capítulo se escribió ayer durante la charla que el gurú de las falsas terapias impartió ayer en la sede del Colectivo Ronda, ubicada en el centro de la Ciudad Condal.

Esta fue la alternativa que buscó Pàmies después de que el Colegio de Arquitectos se negara a ejercer de anfitrión por el tipo de mensaje que divulgan. En declaraciones a Redacción Médica, la cooperativa de abogados aseguraba que le habían cedido el espacio porque "es un cliente nuestro", pero insistían en que su apoyo se quedaba ahí. La misma relación, "que se trata de un cliente", esgrimió a este medio BAM Arquitectos, el estudio que organizó el evento: "Se han prohibido demasiadas cosas estos días como para seguir contribuyendo a la prohibición de cualquier tipo de acto".

Un movimiento que va ganando terreno

Aparte del todo el combate político-social que está creando, el 1-O también está sirviendo para que las pseudociencias se vayan expandiendo en Cataluña. Los días 21 y 22 de octubre se va a celebrar en Balaguer (Lleida) la 10ª feria de alimentación y salud organizada por los colectivos Slow Food, que promueve el consumo de productos ecológicos, y el ya mencionado Dolça Revolució, que aparte de hacer apología de las falsas terapias critica los tratamientos que cuentan con evidencia científica demostrada.

A pesar de que Ciudadanos ha pedido al consejero de Sanidad explique en el Parlament por qué permite este tipo de muestras, Antoni Comín se ha librado de tener que dar la cara porque la mesa de portavoces acordó posponer el pleno hasta después del próximo domingo.