Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Autonomías > Cataluña

El Vall d'Hebrón mejora el duelo de las gestantes que han perdido a su hijo

Se trata de 'cajitas' que han confeccionado manualmente para ayudar a las familias a superar el difícil trance

La huella, un recuerdo, una frase, la pulsera con el nombre, un gorrito, entre lo que se pone en la caja.
El Vall d'Hebrón mejora el duelo de las gestantes que han perdido a su hijo
Redacción
Martes, 14 de agosto de 2018, a las 13:15
Hace un año y medio, un grupo de profesionales del Servicio de Urgencias de Obstetricia y Ginecología de Vall d’Hebron formado por matronas, enfermeras y celadoras empezaron a elaborar ellas mismas unas cajitas para entregar a las mujeres que pierden un hijo durante el embarazo. Ya han entregado más de 400, en el marco del programa de atención al duelo perinatal como una herramienta más para ayudar a las familias a superar el difícil trance.

“Se trata de unas cajas reutilizadas que nosotras mismas forramos con papel decorativo y adornos. Compramos los materiales y cada vez que tenemos un rato libre lo dedicamos a ir confeccionando las cajitas”, explica Isabel Salgado, matrona y supervisora de Enfermería de Urgencias de Obstetricia y Ginecología de Vall d’Hebron.

Vall d’Hebron atiende una media de 300 casos anuales de muertes fetales en cualquier etapa del embarazo, ya sea en un periodo fetal temprano (menos de 22 semanas y/o 500 gramos), intermedio (entre las semanas 22 y 28 y/o entre 500 y 999 gramos) o muerte fetal tardía (fetos de más de 1 kilo de peso o de más de 28 semanas de gestación). Por otro lado, en esta cifra también se incluyen las interrupciones legales del embarazo cuando hay grave riesgo para la salud de la madre o del feto.

“Cuando una mujer ingresa en Vall d’Hebron por alguna de estas razones, se le asigna a un profesional de referencia, una matrona la acompaña durante todo el proceso, proporcionándole medidas de confort y los cuidados necesarios para que tenga una experiencia lo menos traumática posible”, dice Salgado.

Por ejemplo, se minimizan al máximo las interrupciones en la habitación por parte de otros miembros del equipo médico y se la intenta mantener aislada ya que en zonas próximas hay mamás que acaban de dar a luz.


'Un poco de ti'


Durante todo este acompañamiento que la matrona realiza a la gestante, en el que se le ofrece apoyo emocional, se ayuda a normalizar la situación, se le ofrece información sobre qué sucederá los próximos días y el apoyo que recibirá en los siguientes meses, también se prepara la caja ‘Un poco de ti’.

La matrona le habla de la caja y le ayuda a decidir qué pondrá dentro: la huella, un recuerdo, una frase, la pulsera con el nombre, un gorrito, etc. Si en casa hay algún hermano, también puede participar dejando un objeto de recuerdo.

La elaboración de estas cajitas reconforta a los profesionales porque emocionalmente también se ven afectados en estas situaciones. “Reconforta el poder colaborar en un recuerdo para alguien que está pasando un mal momento”, señala Salgado.