Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Autonomías > Cataluña

El ICS arrebata a varios enfermeros su plaza tras anular la OPE de 2010

Los tribunales han determinado que 10 de las 90 preguntas de la prueba de la OPE de 2010 estaban mal planteadas

Candela Calle, gerente del Instituto Catalán de Salud (ICS).
El ICS arrebata a varios enfermeros su plaza tras anular la OPE de 2010
Marc Cebrián
Lunes, 02 de octubre de 2017, a las 13:30
La última resolución del Instituto Catalán de Salud (ICS) respecto a la Oferta Pública de Empleo (OPE) de 2010 deja sin plaza a siete enfermeros como consecuencia de haber un mal planteamiento en 10 de las 90 preguntas que incluía la prueba de selección.

Según fuentes del entorno de Enfermería de Cataluña han explicado que los resultados de la nueva corrección -medida establecida por los tribunales- establecen que siete profesionales, que entonces se hicieron con una plaza, se quedan sin ella. Se quedan fuera "no porque no haya plazas, sino porque suspendieron el examen", han indicado a este periódico. 

El grupo de enfermeros que se incorporó en la OPE de 2010 no llegó a cubrir la totalidad de las 610 plazas convocadas. El pasado 17 de septiembre se pudieron incorporar 180 profesionales que habían sido convocados en el acto de reelección de las plazas de 2010.

Debido a que este fallo se encuentra en los tribunales, el ICS está negociando la posibilidad de indemnizar a los profesionales que se quedaron fuera de la OPE a pesar de haber aprobado el examen.

Valoraciones

El secretario de acción sindical del Sindicato de Enfermería (SATSE) en Cataluña, David Carbajales, ha lamentado los efectos que tuvo esta convocatoria de 2010 debido a que supuso “un desastre de pies a cabeza”, además de no entender porque “no ha habido ninguna responsabilidad pública por parte de la administración”, un hecho que ha tildado de “incomprensible”.

Asimismo, ha recordado que en la convocatoria de 2015 volvieron a presentar una prueba con preguntas impugnadas. “No aprenden de los errores”, concluye.