Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Autonomías > Cataluña

Comín renuncia a solicitar el voto en la sesión constitutiva del Parlament

Los cinco diputados huidos en Bélgica no pedirán el voto para evitar problemas legales

El exconsejero de Salud, Antoni Comín.
Comín renuncia a solicitar el voto en la sesión constitutiva del Parlament
Redacción
Miércoles, 17 de enero de 2018, a las 11:20
El exconsejero de Salud cesado, Antoni Comín, renunciará a solicitar el voto delegado para la sesión constitutiva de la mesa de este miércoles en el Parlament, al igual que el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y los otros tres diputados electos que se encuentran en Bélgica, por lo que JxCat y ERC sólo lo pedirán para los tres electos presos.

De este modo, en las votaciones para elegir al presidente del Parlament y al resto de miembros de la nueva Mesa, participarán de forma delegada los tres diputados electos en prisión preventiva, Jordi Sànchez y Joaquim Forn (JxCAT) y Oriol Junqueras (ERC), pero no los cinco en Bélgica: Antoni Comín (ERC), Carles Puigdemont, Clara Ponsatí y Lluís Puig (JxCat) y Meritxell Serret (ERC).

El conseller cesado y diputado electo de JxCat Jordi Turull ha explicado en declaraciones a RAC 1 que tanto Sànchez como Forn le delegarán el voto a él mismo como primer candidato de la lista por Barcelona que se encuentra este miércoles en el Parlament, mientras que Junqueras lo delegará en la secretaria general de ERC, Marta Rovira.

Mesa del Parlament

Los cinco diputados electos que permanecen en Bélgica no pedirán esta mañana la delegación de voto porque, según ha dicho Turull, ERC y JxCat prefieren que la resolución de esta petición no la resuelva la Mesa de Edad sino que lo haga la Mesa del Parlament una vez que ya se haya constituido este miércoles.

Por lo tanto, Comín y el resto de diputados electos en Bélgica no renuncian al voto delegado para la sesión de investidura del nuevo presidente de la Generalitat, que deberá tener lugar como muy tarde el 31 de enero. Será la Mesa de Edad la que tendrá la responsabilidad de decidir si acepta o no estas peticiones de delegación de voto.