Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Autonomías > Cataluña

Comín ningunea a los alcaldes afectados por el futuro del Hospital General

Lamentan que se les ignore en el diseño de la nueva estrategia y estar informados solo por los medios de comunicación

Antoni Comín, consejero de Salud de la Generalitat de Cataluña.
Comín ningunea a los alcaldes afectados por el futuro del Hospital General
Redacción
Lunes, 31 de octubre de 2016, a las 17:50
La polémica que Antoni Comín ha generado alrededor del Hospital General de Cataluña, que va desde una hipotética oferta de compra hasta la intención de acabar con los conciertos que mantiene en los servicios de hemodinámica y radioterapia, ha preocupado notablemente a todos los alcaldes de los municipios que reciben asistencia en el mencionado centro. Montcada i Reixac, Ripollet, Cerdanyola del Vallès, Sant Cugat o Castellbisbal son algunas de las localidades que han vivido un proceso por el que, según fuentes consistoriales, no han recibido ningún tipo de explicación por parte de la Consejería.

Desde el entorno de las alcaldías implicadas en el futuro del General de Cataluña añaden que han sido ellos y no iniciativa de Comín quienes han demandado mantener un contacto con la Consejería, dadas las obvias repercusiones que para los habitantes de estas poblaciones tiene la ‘buena salud’ del centro. Por ello, han recordado que han de ser parte esencial en el diseño de la nueva estrategia que tiene que dar solución a las necesidades de atención sanitaria a toda la comarca.

Estas fuentes confirman a Redacción Médica que el próximo día 3 se producirá, por fin, un encuentro entre los alcaldes y el titular sanitario para rendir aclarar dudas sobre una presunta compra del centro que la empresa propietaria negó por no haber recibido la propuesta ni estar en venta.  Un encuentro a petición de los ediles, quienes, según estas mismas fuentes, hasta la fecha, todo lo que han podido saber sobre la malograda operación ha sido lo que han contado los medios de comunicación.

En el entorno político de estos municipios lo que sí se comenta es que el falso paso al frente del consejero catalán ha servido, además, para dividir a los alcaldes. “Los de ERC u otras formaciones de izquierda están a favor de los planes de Comín”, aseveran. El ejemplo de esta divergencia de opiniones sobre un tema tan delicado como la gestión sanitaria tuvo su mejor ejemplo en la bronca que se montó entre Comín y la alcaldesa de Sant Cugat del Vallès ante representantes del hospital. Entonces, Mercè Conesa apenas aguantó “6 minutos” en una reunión de la que salió dando gritos. Ésta, ahondando en la crisis no solo entre partidos sino en el seno de Junts pel Sí, pertenece al PDC, el partido de corte liberal que conforma la citada coalición independentista junto a ERC.