Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Autonomías > Cataluña

Comín enfada al Govern y a Puigdemont por sus salidas de tono sanitarias

La malograda compra del General de Cataluña o las divergencias sanitarias con el PDC no gustan en el Ejecutivo

Imagen del actual Ejecutivo catalán liderado por Carles Puigdemont.
Comín enfada al Govern y a Puigdemont por sus salidas de tono sanitarias
Redacción
Miércoles, 26 de octubre de 2016, a las 19:00
Los problemas en Junts pel Sí ya son de dos tipos: por un lado, el enfrentamiento entre los dos partidos que conforman la coalición, PDC y ERC, por el modelo sanitario; y por otro, el malestar que ha generado el consejero de Salud en el Govern después de las últimas polémicas auspiciadas desde su departamento. La propia Neus Munté, portavoz del Gobierno liderado por Carles Puigdemont, recalcó en rueda de prensa que la Consejería debería ser más discreta en sus negociaciones.

Fuentes del entorno gubernamental confirman a Redacción Médica que el malestar con Comín por parte del Ejecutivo catalán es patente. “Cada día ha aparecido una información nueva de un caso tan delicado como la compra de un hospital y eso ha molestado”, afirman estas fuentes. Las mismas añaden que entre los periodistas del Parlament es habitual que se comente la incontinencia verbal de Antoni Comín “y los problemas que les genera”.

Estas fuentes explican que “Junqueras le dio el visto bueno para intentar la compra del hospital” pero nadie esperaba que lo publicitara tan pronto, un gesto que de momento solo ha servido para que la empresa propietaria del Hospital General de Cataluña haya bloqueado cualquier tipo de opción de compra. Situación que ha degenerado en que trabajadores, pacientes e incluso alcaldes de las poblaciones que reciben atención por este centro se hayan visto afectados por algo que finalmente no va a ocurrir.