Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:00
Autonomías > Cataluña

Bofetón del Hospital General a Comín: "No estamos en venta"

La falta de discreción del consejero sanitario en la presunta operación paraliza toda posibilidad de negociación

Antoni Comín, consejero de Salud de Cataluña.
Bofetón del Hospital General a Comín: "No estamos en venta"
Redacción
Miércoles, 26 de octubre de 2016, a las 12:20
El Hospital General de Cataluña no está en venta y, por ello, la dirección del centro espera no recibir ninguna oferta del departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña. Así lo ha aseverado el grupo propietario en un comunicado que pone punto y aparte a una polémica que Antoni Comín despertó la semana pasada cuando, en un programa matinal de radio, aseguró que la Consejería iba a comprar el mencionado hospital. Un anuncio asentado en una oferta que desde el primer momento el grupo afectado negó tener encima de la mesa, a lo que el consejero sanitario respondió que había sido una operación discreta, tanto que ni el propietario se enteró, pero que ha valido para generar una enorme inseguridad en profesionales, pacientes e incluso alcaldes de los municipios aledaños.

La misma portavoz del Govern, Neus Munté, comentaba este martes que esperaban que las presuntas negociaciones se hubieran realizado con mayor discreción. Sin embargo, el ímpetu del consejero por anunciar la noticia lo único que ha conseguido, amén de la citada inseguridad del sector, es que el grupo haya cerrado cualquier opción (si es que la hubo) de venta del hospital. Situación a la que la CUP echó esta semana la última losa cuando pidió ya no que se comprara sino que se nacionalizara. Una ocurrencia ajena a la ley y al derecho a la propiedad privada que no tendría más importancia si no fuera porque es la formación que mantiene en el Ejecutivo a Junts pel Sí, coalición a la que pertenece Comín; que se permite el lujo de mostrar sus tintes antidemocráticos en su papel de apoyo al Gobierno.

A todo ello se suma que la escalada ‘anticonciertos’ sanitarios de Comín también le ha servido para crear un cisma dentro de la mencionada coalición de la que forma parte. La entrevista que Redacción Médica le hizo a su compañera de formación, la diputada Montserrat Candini, donde negaba la privatización de la sanidad catalana, ejemplificó las fracturas de un ejecutivo que camina hacia la hipotética construcción de una Cataluña independiente sin saber si quiera qué modelo sanitario ambiciona para ese nuevo y futurible Estado.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda al comunicado del grupo propietario del hospital.