28 de julio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 14:40
Autonomías > Cataluña

Comín: "Cataluña debe aspirar a ser la Finlandia de la salud"

El consejero de Salud participó en el Círculo de Economía donde repasó las reformas sanitarias realizadas por su equipo

El consejero de Salud, Antoni Comín, durante su comparecencia en el Círculo de Economía.
Comín: "Cataluña debe aspirar a ser la Finlandia de la salud"
Redacción
Viernes, 05 de mayo de 2017, a las 10:20
El consejero de Salud, Antoni Comín, ha pronunciado esta noche en el Círculo de Economía la conferencia 'Reformas para restaurar, mejorar y transformar el sistema público de salud de Cataluña', donde ha valorado las principales medidas que se han emprendido durante esta legislatura con las que "Cataluña debe poder aspirar a ser la Finlandia de la salud en los próximos años". "Cuando salga el PISA de la salud, Cataluña debe estar arriba porque puede estar", ha dicho.

En el capítulo de las restauraciones que necesita el sistema, Comín ha referido a lo que se perdió con la crisis y que afectó a la universalidad, los tiempos de espera, los derechos de los trabajadores y las inversiones. Pérdidas que ahora pueden ser mejoradas, por ejemplo, con el plan de choque contra las listas de espera, el Plan de garantía de la estabilidad laboral o el plan de equipamientos tecnológicos.

En cuanto a las mejoras del sistema, el consejero ha categorizado las medidas impulsadas desde su toma de posesión en tres grandes ejes: equidad, calidad y sostenibilidad. En este sentido, Comín ha enfatizado que aún "es posible hacer un sistema más equitativo, más sostenible y de mayor calidad", y citó actuaciones que persiguen este objetivo central, como la orientación de la atención a la salud mental hacia un enfoque más comunitario, el programa de 'big data' padrino para fortalecer la investigación o el nuevo modelo de financiación de la atención primaria.

En cuanto a las transformaciones del sistema, el consejero ha reiterado la importancia que este afronte los cambios estructurales y de paradigma que plantea el presente y el futuro: el aumento de la esperanza de vida y del envejecimiento, el cambio cultural que supone que el paciente tenga más información y pida tener más peso en las decisiones en salud, o el cambio tecnológico que ya es una realidad y una herramienta a aprovechar.

El consejero ha enmarcado estas medidas en el contexto histórico en que se ha desarrollado el sistema nacional de salud desde 1980. "Lo hemos construido respetando las reformas anteriores y esto ha hecho que sea un edificio de calidad, bajo los fundamentos de la prosperidad y de la igualdad ", ha valorado.