20 nov 2018 | Actualizado: 17:10

Los médicos catalanes sospechan un fraude en las listas de espera

El sindicato profesional Metges de Catalunya denuncia la existencia de "pre-listas" para descargar las oficiales

Josep María Puig, secretario general de Metges de Catalunya; junto a Antoni Comín, consejero de Salud de Cataluña.
Los médicos catalanes sospechan un fraude en las listas de espera
jue 23 marzo 2017. 18.00H
Olga Rodríguez
El sindicato Metges de Catalunya ha señalado que el problema “real” de las listas de espera es el tiempo de espera para las pruebas diagnósticas pese a que el consejero de Salud, Antoni Comín, sacó pecho de la reducción de pacientes a la espera de pruebas diagnósticas de un 6,7 por ciento . El secretario general del sindicato, Josep Maria Puig, explica a Redacción Médica que lo que les preocupa es “a partir del momento en que se diagnostica que un paciente necesita una prueba o una intervención, cuánto tiempo tiene que esperar”. Además, el sindicato explica que planea la sospecha de un posible fraude, ya que “hay rumores de que existen pre-listas de espera”. Según la organización sindical, en algunos hospitales podría haber pacientes que “no se han incluido en las listas definitivas y se espera a entrarlos a que pasen unos tres meses”. El secretario general afirma que “hay compañeros que explican que no todos los que deberían estar en la lista, están en ella”.

Metges cuenta que pese a que el número de pacientes en listas de espera diagnósticas ha disminuido en un siete por ciento, el tiempo de espera ha aumentado un 20 por ciento (de 71 a 85 días). Esto explica la disminución del número de pacientes, ya que tardan más en entrar en la lista. La causa, según Puig, es la falta de infraestructuras del sistema sanitario catalán “que ha recibido un 4,5 por ciento más de presupuesto, aunque los presupuestos autonómicos hayan aumentado un 7,5”.

El secretario general considera “decepcionante” la partida destinada a Sanidad aprobada este miércoles y acusa al gobierno catalán de utilizar una “post-verdad” en la que “por una parte, dicen que tienen una gran sensibilidad social pero los números dicen otra cosa”. “¿Cómo puede tener sensibilidad social alguien que teniendo un 7,5 por ciento más de presupuesto, solo destina un 4,5 por ciento a Sanidad?”, se pregunta el sindicato. Para Metges, teniendo en cuenta la “lista oficial” es suficiente para considerar “insuficiente el presupuesto”.

La falta de presupuesto explica, según Puig, “que la atención primaria está a punto de estallar” porque la gente está “cansada de trabajar de más porque no se sustituyen, bajas, vacaciones o jubilaciones”. El secretario general del sindicato destaca que “además, hay que añadir las visitas virtuales” y considera que “se está maltratando a los trabajadores mientras de cara al público, se agradece su continuo esfuerzo”.

“La investigación es la cenicienta de la sanidad”

Según Metges de Catalunya, el departamento de Antoni Comín está utilizando “la investigación como una fuente de financiación para disminuir listas de espera” y para Puig “esto es más propio de un país del tercer mundo que de un país desarrollado”. El sindicato considera que se debería apostar por la investigación ya que es el futuro de cualquier sistema. Sin embargo, critica que la Consejería de Salud “en lugar de dotar a Sanidad de más presupuesto, de un presupuesto escueto está quitando dinero al futuro y está convirtiendo la investigación en la cenicienta de la Sanidad”.

Josep Maria Puig explica que “no solo hablamos solo de cantidad de dinero, sino de cómo se distribuye el presupuesto, que a nuestro parecer se está haciendo muy mal”. Sin embargo, según el sindicato el discurso de Salud es otro “aunque de social no tiene nada”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.