26 de mayo de 2017 | Actualizado: Viernes a las 14:50
Autonomías > C-La Mancha

Sanidad se queda sin nueva tecnología por el 'no' de Podemos al presupuesto

Los proyectos de dos hospitales también quedarán paralizados

Juan Alfonso Ruiz, consejero Hacienda y Administraciones Públicas y José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente del gobierno de Castilla-La Mancha.
Sanidad se queda sin nueva tecnología por el 'no' de Podemos al presupuesto
Redacción
Sábado, 08 de abril de 2017, a las 18:30
El Sescam deberá paralizar su Plan de Renovación Tecnológica. Esta es una de las consecuencias sanitarias del 'no' a los presupuestos de Podemos en Castilla-La Mancha. Así lo han explicado este sábado el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro y el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz tras la reunión urgente y extraordinaria del Consejo de Gobierno.

Ambos han subrayado que "el Gobierno de Castilla-La Mancha seguirá trabajando en la defensa de los intereses de la Comunidad Autónoma incluso frente a quienes quieren tomar como rehenes a los ciudadanos de Castilla-La Mancha por sus problemas internos”, haciendo referencia así a la formación morada.

En el ámbito sanitario, los proyectos de los hospitales de Albacete y Puertollano también se paralizarán ya que estaban contemplados en el Presupuesto de 2017. Además, en materia de Bienestar Social, el vicepresidente regional ha subrayado que no se podrán incrementar los convenios de ayuda a domicilio para mejorar la atención a las personas dependientes de la región y habrá dificultades para la apertura de centros para personas mayores y personas con discapacidad.

Empleo público

En relación con los empleados públicos, "será imposible recuperar el 1,5 por ciento de la ‘tasa Cospedal’, que estaba incluida en el acuerdo de recuperación de derechos y poder adquisitivo que se había suscrito con los sindicatos", ha explicado el gobierno regional. Del mismo modo, habrá para abordar una nueva Oferta de Empleo Público, ya que sin presupuestos no se podrán sacar plazas más allá de las que ya están dotadas.

Por último, también habrá dificultades para aplicar el incremento del 1 por ciento en las retribuciones de los empleados públicos previsto en los Presupuestos Generales del Estado, de aprobarse estos definitivamente, porque habrá que hacer modificaciones de partidas presupuestarias, lo que supondrá “quitar de otros sitios”.