Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Autonomías > Castilla y León

Sanidad destina casi 47 millones a la ampliación del Río Carrión palentino

El nuevo bloque técnico contará con diversas unidades nuevas y optimizará determinados servicios

La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos.
Sanidad destina casi 47 millones a la ampliación del Río Carrión palentino
Redacción
Jueves, 12 de enero de 2017, a las 17:30
El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha autorizado el contrato para la ejecución de la obra completa del bloque técnico del Hospital Río Carrión de Palencia por un importe de 46,5 millones de euros.

El bloque técnico contará con una superficie de 23.434 metros cuadrados y se construirá sobre la parcela actual del centro, "permitiendo en todo momento el normal funcionamiento del centro hospitalario", ha asegurado la portavoz de la Junta, Milagros Marcos, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Las nuevas instalaciones del hospital albergarán el bloque quirúrgico (cirugía programada, cirugía mayor ambulatoria y urgencias), el bloque obstétrico, los servicios de UCI y REA, el Hospital de Día General (tanto médico como quirúrgico), los gabinetes de digestivo y Neumología, las urgencias, el servicio de Anatomía Patológica, los laboratorios, la unidad de diagnóstico por imagen, esterilización, y los vestuarios para todas estas unidades.

Además, el Servicio de Urgencias aumentará sus espacios asistenciales de 29 a 36 puestos, mientras que el área pediátrica se incrementará de uno a seis boxes y de seis a 13 boxes de observación. En el bloque obstétrico se mantendrá el número de salas pero se crearán tres unidades de dilatación, parto y recuperación así como un paritorio de alto riesgo, "en línea con una atención tendente a la modernización del parto, de manera que la mujer pueda dilatar, dar a luz y recuperarse en el mismo espacio y acompañada de su familia", ha asegurado Marcos.

Asimismo, el bloque quirúrgico contará con ocho quirófanos para cirugía programada y urgente y cuatro para cirugía mayor ambulatoria, al igual que en la actualidad pero con el cambio de que al juntar en un solo edificio lo que actualmente hay en dos se logrará optimizar la actividad.

Además, los puestos de reanimación postquirúrgica pasarán de 14 a 18 y el diagnóstico por imagen aumentará de una a dos resonancias magnéticas. También se mantendrán los dos TAC actuales y se sustituirá la radiología convencional por la digital y se incorporará la radiología intervencionista.