Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Autonomías > Castilla y León

La oposición plantea un protocolo antiagresiones sexuales en sanidad

La Consejería de Salud, que ya ha suspendido de empleo y sueldo al médico, defiende la vía penal para estos casos

José Sarrión, representante de IU en las Cortes.
La oposición plantea un protocolo antiagresiones sexuales en sanidad
Redacción
Lunes, 23 de octubre de 2017, a las 14:30
El grupo de Izquierda Unida de Castilla y León ha solicitado a la Junta la creación de un código ético y de conducta que tipifique como "muy grave" aquellos casos en los que el profesional sanitario tenga conductas obscenas mientras atiende a un paciente, a raíz del caso del médico que se masturbó delante de una mujer a la que pasaba consulta en un centro de salud de Guijuelo.

Desde la Consejería de Salud recuerdan que este tipo de conductas ya están sancionadas a través del Código Penal y el Código Civil, aplicándose en cada caso la ley contra este tipo de presuntos delitos de índole sexual: "Si el agredido es un usuario, hay que proceder por la vía disciplinaria o penal contra el profesional".

En este sentido, Salud señala que el médico ya ha sido "suspendido de empleo y sueldo" tras la apertura de expediente, mientras la vía penal continúa su curso.

Un protocolo de actuación contra el acoso sexual

"No podemos aceptar como normalidad ni denominar hábitos, actitudes claramente acosadoras. La comunidad sanitaria tiene que ser especialmente activa en la denuncia de hechos de este tipo, así como en la ayuda y protección a las personas más vulnerables", ha informado Izquierda Unida a través de un comunicado,

El episodio, muy comentado en redes sociales, fue denunciado por la paciente el pasado 10 de octubre en el municipio salmantino, a raíz de lo cual Izquierda Unida elaboró una propuesta para establecer un protocolo de actuación específico contra el acoso sexual en el entorno sanitario, tal y como ha planteado José Sarrión, representante en las Cortes.

Además, desde IU reiteran que ya habían solicitado anteriormente el establecimiento de este protocolo a raíz de un suceso similar protagonizado por el mismo médico que tuvo lugar años atrás en las localidades zamoranas de Granja de la Mora y Fuentesaúco, por lo que instan a la Junta de Castilla y León a tomar medidas urgentes para que no se repita el caso.