En total serán 4.365 millones de euros para hacer frente a la pandemia y garantizar la mejor calidad asistencial

La Junta cifra su presupuesto de Sanidad en 4.365 millones, un 21,6% más
Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea.


26 nov 2020. 16.50H
SE LEE EN 3 minutos
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, acompañado por el vicepresidente, Francisco Igea, y el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha presentado hoy en Valladolid el Proyecto de Presupuestos de la Comunidad para 2021, el más elevado de la historia autonómica. Las cuentas para el próximo ejercicio alcanzan los 12.291,4 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 13,19 por ciento respecto a las últimas aprobadas, correspondientes a 2018.

El mayor esfuerzo se concentra en la Consejería de Sanidad. Este departamento dispondrá de 4.365 millones de euros, un 21,6 por ciento más, para hacer frente a la pandemia y garantizar la mejor calidad asistencial. La Consejería de Educación dispondrá de 2.359,8 millones de euros (sube el 14,6 por ciento) y la de Familia e Igualdad de Oportunidades contará con 1.081,27 millones (con un incremento del 12,6 por ciento).

La prestación de los servicios públicos fundamentales "se convierte en la primera prioridad del Ejecutivo autonómico", según explica en una nota de prensa. De ahí que Sanidad, Educación y Familia aglutinen casi el 80 por ciento del gasto no financiero de las consejerías. Juntas gestionarán 7.806,2 millones de euros el próximo ejercicio, el 18,16 por ciento más que en 2018 (lo que equivale a 1.200 millones de euros adicionales). Prueba de la importancia que el Gobierno presidido por Fernández Mañueco confiere a las políticas sociales es que los recursos asignados a estas tres consejerías representan el 13,5 por ciento de la riqueza autonómica.

Las tres áreas sociales del Gobierno de la Comunidad absorben el 88 por ciento del total de los gastos de personal y el 95 por ciento de los gastos corrientes en bienes y servicios, capítulo con el que se atienden, entre otras facturas, las derivadas del funcionamiento de hospitales, colegios públicos y centros de servicios sociales. De igual modo, Sanidad, Educación y Familia acaparan el 95 por ciento del montante de las transferencias corrientes, con las que se hace frente a los gastos de farmacia hospitalaria, de la dependencia y de colegios concertados y universidades.


Unos presupuestos contra el Covid-19


Estos presupuestos se han confeccionado con el objetivo de dar una respuesta firme a los desafíos planteados por la crisis sanitaria originada por la Covid-19, de manera que combinan el refuerzo de las políticas sociales con las de impulso económico para apuntalar la recuperación de Castilla y León.

Son unas cuentas diseñadas para afrontar la pandemia, la recuperación y la modernización de Castilla y León, según ha señalado el jefe del Ejecutivo autonómico, quien ha destacado también que siguen la línea para cumplir los grandes objetivos de la comunidad: La transformación digital, el desarrollo rural, el reto demográfico, el reto verde, la transparencia, la calidad de los servicios públicos y la nueva economía.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.