El Sacyl abre una revisión al médico que optó a una jefatura del Marañón

Excluido por fraude en el hospital madrileño, se investiga si hizo lo mismo para acceder a su jefatura en Salamanca

Manuela Plaza Nieto, gerente del Área de Salud de Salamanca.
El Sacyl abre una revisión al médico que optó a una jefatura del Marañón
mié 23 octubre 2019. 18.10H
El Área de Salud de Salamanca ha abierto este martes una revisión documental del expediente del jefe del Servicio de Anestesia del Hospital Clínico Universitario de Salamanca, José María Calvo Vecino, según ha podido saber Redacción Médica de fuentes hospitalarias. El motivo es que este profesional ha sido excluido en el pasado mes de marzo de un proceso selectivo para optar al mismo puesto en el hospital madrileño Gregorio Marañón por fraude tras falsear su currículum.

Calvo trabaja en el centro salmantino desde que en 2017 superó el procedimiento de selección para la Jefatura de Anestesia. Debido a las noticias que llegan desde la capital, en el Área de Salud de Salamanca "surgió la duda de si había habido alguna irregularidad" y, en consecuencia, han decidido comprobar que en este proceso de hace tres años el profesional no hubiera tratado de recurrir a la misma triquiñuela de inflar su experiencia y sumar puntos en la selección.

"De momento no existen indicios de falsedad documental y no se ha constatado ninguna irregularidad", apuntan desde el Hospital Clínico Universitario de Salamanca. "Tampoco ha habido ninguna denuncia con posterioridad" al proceso para cubrir esta plaza, señalan las mismas fuentes.

Investigado por Sanidad de la Comunidad de Madrid


El caso que afecta al Gregorio Marañón está siendo investigado actualmente por los propios servicios jurídicos de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, si bien es cierto que estas diligencias responden al hecho de por qué el hospital no les informó del presunto fraude cometido por Calvo, quien habría falseado su experiencia formativa al presentar como propias nueve publicaciones científicas de otros investigadores.

De hecho, si los servicios jurídicos del hospital optaron por no adoptar ninguna otra medida más que la exclusión, la Sociedad Española de Anestesiología (Sedar), que fue informada de lo ocurrido por un miembro del tribunal, tampoco tomó cartas en el asunto.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.