Redacción Médica
21 de octubre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:00
Autonomías > Cantabria

Un informe detecta "importantes" irregularidades en la contratación del SCS

Toda la oposición en bloque ha pedido el cese "inmediato" de la consejera de Sanidad, María Luisa Real

María Luisa Real, consejera de Sanidad de Cantabria.
Un informe detecta "importantes" irregularidades en la contratación del SCS
Redacción
Domingo, 05 de agosto de 2018, a las 18:50
El Gobierno de Cantabria decidirá si procede adoptar medidas sobre las contrataciones realizadas por el Servicio Cántabro de Salud (SCS) "cuando los informes encargados al respecto sean definitivos" y proceda a su presentación la consejera de Sanidad, María Luisa Real, en cumplimiento del mandato que le fue encomendado por el propio Ejecutivo en su reunión del pasado 26 de abril.


TUn informe realizado por Intervención General del SCS revela "graves irregualridades" en materia de contratación 


Así lo ha anunciado este domingo a través de un comunicado de prensa el presidente, Miguel Ángel Revilla, quien ha explicado que el procedimiento de investigación encargado por el Consejo de Gobierno "aún no está culminado" y se encuentra a la espera del informe definitivo que Real debe presentar al Consejo de Gobierno.

Este deberá aclarar las conclusiones del informe realizado por Intervención General del SCS, las cuales revelan "el fraccionamiento de contratos con la finalidad de disminuir la cuantía de los mismos y así eludir los requisitos de publicidad y los relativos a los procedimientos de contratación que corresponden", lo que está "prohibido por ley"; "verifica la existencia de ineficiencias en la contratación", "la recepción de obras y suministros con empresas con carácter previo a la finalización de los trabajos contratados", o "el uso, por parte de la Administración, de bienes que aún no han sido recepcionados, y bienes de los que no consta que se haya efectuado la preceptiva acta de recepción". 

Prevenir irregularidades 


A partir de entonces, ha asegurado, "el Gobierno decidirá si procede adoptar medidas para asegurar el rigor y la transparencia en la gestión y prevenir cualquier posible irregularidad".

Después de requerir esta misma mañana explicaciones a la consejera ante las informaciones publicadas por un medio de comunicación, el presidente ha señalado que el informe encargado a instancias del Ejecutivo a la Intervención General "no es definitivo" y se encuentra a expensas de las alegaciones que pueda presentar el SCS.

No obstante y dada la "alarma social" que generan este tipo de situaciones, ha urgido a Real a impulsar un informe definitivo "en el plazo más breve posible", dado que el Ejecutivo "no estará en condiciones de tomar decisiones hasta que el procedimiento esté concluido".

"El Gobierno debe ser respetuoso con los procedimientos y actuar en base a informes concluyentes", ha agregado Revilla en respuesta a las formaciones políticas que hoy mismo han requerido su intervención en base a las informaciones publicadas.

El presidente ha recalcado por último que el Gobierno de Cantabria está actuando "con absoluta responsabilidad" y ha tomado decisiones "desde el primer día", siempre acordes con "los procedimientos administrativos y la legalidad vigente". Por ello y en caso necesario, "no tendrá ningún reparo en seguir haciéndolo".

Piden la dimisión de Real 


Por su parte, tanto Izquierda Unida como el Partido Popular de Cantabria han pedido este domingo la dimisión de la consejera de Sanidad, María Luisa Real, por "incumplir la ley" en el Servicio Cántabro de Salud (SCS), un cese que a su juicio, "debe promover su máximo valedor", el secretario general del PSOE y delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga.

En un comunicado, la coordinadora autonómica de IU, Leticia Martínez, se hace eco de las informaciónes publicadas, según las cuales Intervención ha detectado "irregularidades importantes" y prácticas "fuera de la ley" en las contrataciones del SCS, como el fraccionamiento de contratos para "vulnerar la ley y adjudicar a dedo", pagos de obras antes de que se hayan terminado y el uso de bienes que no habían sido recepcionados.

Se trataría de las mismas irregularidades que IU y el PP han denunciado ante la Fiscalía tras hacerse público el correo electrónico enviado por la jefa de Contratación del SCS a la consejera denunciando estas prácticas.