24 de junio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 13:55
Autonomías > Cantabria

Está pasando en la Sanidad cántabra: "Ambulancias con 7 pacientes a la vez"

"Incumplimientos constantes" del contrato externalizado provocan "hacinamientos y esperas excesivas"

María Luisa Real, consejera de Sanidad de Cantabria.
Está pasando en la Sanidad cántabra: "Ambulancias con 7 pacientes a la vez"
Redacción
Jueves, 07 de junio de 2018, a las 12:50
A la consejera María Luisa Real se le ha abierto otra vía de agua en su gestión, una vez que aún no se ha resuelto del todo el escándalo de las pagos irregulares en el Servicio Cántabro de Salud (SCS). Ahora son las "graves deficiencias" en las ambulancias, servicio que tiene externalizado la Consejería de Cantabria con Ambuibérica.

Según denuncia el sindicato USO, existen "graves deficiencias" en el transporte sanitario de Cantabria, adjudicado a la empresa Ambuibérica, y un "incumplimiento constante" del contrato que está provocando "hacinamientos" de enfermos en vehículos, "prolongación innecesaria" de viajes en pacientes crónico y "tiempos de espera excesivos".

Estos son algunos de los problemas que, según este sindicato --el mayoritario en el comité de Ambuibérica-- sufren no solo los usuarios de los servicios sino también los trabajadores.

Afectados pacientes y trabajadores

En cuanto a los pacientes, el presidente del comité de empresa, José Lanza, ha asegurado que en una misma ambulancia se está llegando a trasladar a los pacientes, en ocasiones con acompañante, "de seis en seis" o incluso "de siete en siete", haciendo que algunos tengan que soportar un recorrido de dos horas hasta que se les deja en su destino, o "esperas interminables" de hasta tres horas ya que se les recoge con demasiada antelación.

Y en relación a los problemas de los trabajadores, ha apuntado que por la "falta de personal" suficiente en ocasiones el conductor tiene que viajar en solitario, sin técnico ayudante, tanto en altas hospitalarias como en traslados interhospitalarios.

Además, desde USO se ha alertado de que la empresa, a pesar de las denuncias realizadas, mantiene "más de 40 sanitarios con contratos de prácticas en puestos estructurales" y algunos de ellos realizan "más de 400 horas mensuales de servicio" con salarios que el sindicato tilda de "basura", de unos 3 euros/hora, y "sin tener la empresa de consolidar esos puestos de trabajo".

"Todas estas deficiencias del servicio contradicen seriamente lo estipulado en los pliegos de condiciones que la empresa está obligada a cumplir y la Gerencia del SCS a exigir", ha insistido USO.

El sindicato exige también la elaboración de un protocolo para servicios de riesgos en el cual participen representantes de médicos, empresa, trabajadores y SCS.

Los problemas se han agravado

Lanza ha reconocido que estos problemas "ya existían antes" con el anterior contrato, que también se adjudicó a Ambuibérica, pero se han "agravado" desde que hace unos meses se renovó la concesión a esta empresa por otros cuatro años.

El contrato salió a licitación por un presupuesto de 48 millones pero fue finalmente fue adjudicado por 45,1 a Ambuibérica, que ya prestaba el servicio y que resultó de nuevo concesionaria al considerarse que era la que mejor oferta técnica y económica que se presentó.