21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Salud distribuye un protocolo para detectar casos de violencia machista

En total, se han repartido 600 copias y 4.000 guías rápidas de un protocolo en los centros de salud de la comunidad

Patricia Gómez, consejera de Salud, -en el centro- presenta el protocolo contra la violencia machista.
Salud distribuye un protocolo para detectar casos de violencia machista
vie 03 noviembre 2017. 15.10H
Redacción
La Consejería de Salud ha distribuido a los centros de salud, hospitales y otros dispositivos asistenciales 600 copias y 4.000 guías rápidas de un protocolo para detectar y prevenir casos de violencia machista desde la atención sanitaria, así como para establecer pautas de actuación y conocer los recursos públicos disponibles para víctimas de violencia.

El protocolo ha sido presentado este jueves por la consejera de Salud, Patricia Gómez , y la consejera de Presidencia, Pilar Costa, dado que los dos departamentos han colaborado en la elaboración de este documento. Durante la rueda de prensa, Costa ha indicado que "lo deseable sería no tener que presentar un protocolo de estas características, pero la realidad es otra".

El protocolo busca ser una herramienta práctica que ayude a unificar criterios y establecer pautas de actuación , así como dar a conocer los recursos públicos disponibles de Baleares para detectar a mujeres víctimas de violencia y poder atenderlas, acompañarlas y asesorarse las. Por ello, se han editado guías rápidas del protocolo, con un tamaño más reducido, "adecuado para tenerlo a mano" en la misma consulta.

Por otra parte, el protocolo va acompañado de un plan de formación, que en parte ya ha comenzado a impartirse y que se irá ampliando. "Tenemos que conseguir que todos estén formados en este tema, y ​​otros que también nos preocupan", como la mutilación genital femenina o la trata de mujeres con fines de explotación sexual, según Gómez.

"¿Cómo van las cosas por casa?"

Para detectar los casos, la guía propone a los profesionales sanitarios realizar preguntas generales y sencillas como 'Cómo van las cosas por casa?'. "Puede dar mucho de sí", explicó la coordinadora de Salud y Género, Carmen Vidal . Con todo, el protocolo señala que las preguntas relacionadas con la violencia deben hacerse cuando la mujer esté sola.

Después, la guía reseña un listado de signos de sospecha que los profesionales sanitarios estén alerta, ya sean síntomas físicos o indicadores en la actitud de la mujer o de la pareja y los hijos si lo acompañan a la consulta.

Posteriormente, se incluyen un cuestionario para valorar la situación, el tipo de violencia y el riesgo, y recomendaciones para la mujer. Finalmente, se establece un plan de actuación en función de si la mujer presenta indicadores de sospecha, si se percibe peligro o si la víctima reconoce que sufre malos tratos. En este apartado, Vidal ha explicado que hay multitud de casos de mujeres con síntomas físicos claros de haber sido agredidas que lo niegan, o que inicialmente lo admiten y luego lo niegan. "Hay que ayudarles a entender que no es normal", subrayó.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.