23 de mayo de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:40
Autonomías > Baleares

Salud confirma que el desarrollo del decreto de catalán "sigue su curso"

Fuentes gubernamentales desconocen que el proyecto haya sufrido algún tipo de 'parón' sustancial

Patricia Gómez, consejera de Salud de Islas Baleares.
Salud confirma que el desarrollo del decreto de catalán "sigue su curso"
REDACCIÓN
Miércoles, 17 de enero de 2018, a las 17:00
El proyecto de decreto de requisitos sobre el catalán para acceder a una plaza sanitaria en Baleares "sigue su curso". Así lo han confirmado a Redacción Médica fuentes de Salud, que admiten no tener nuevas noticias sobre cambios o 'parones' en su desarrollo.

Una información que choca con las informaciones publicadas en medios regionales, en las que se recoge el supuesto rechazo de una parte del Partido Socialista de las Islas Baleares (PSIB) a este decreto por “presentar dudas jurídicas y contar con el rechazo social”.

Esta iniciativa ha sido rechazada por diferentes organizaciones como la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) que calificó este proyecto de “despropósito”.

Por su parte, la presidenta del Govern, Francina Armengol, aseguró que la Sanidad de las Islas Baleares no correrá ningún peligro por la implantación del decreto que exige el catalán como requisito para médicos y enfermeros y ha mantenido su defensa por los derechos lingüísticos de la ciudadanía de la región. Una idea sobre la que también ha insistido en más de una ocasión la consejera de Salud, Patricia Gómez.

El decreto

El borrador del decreto elaborado por la Consejería de Salud y la Dirección General de Política Lingüística de la Consejería de Cultura recoge la exigencia del nivel B2 de catalán a todos los profesionales sanitarios que accedan al servicio público. El colectivo dispondrá de un plazo de dos años, desde que tomen posesión de la plaza, para acreditar conocimiento del catalán.

Sin embargo, es precisamente en su proceso de desarrollo donde se están abriendo diversas posibilidades a modificaciones sobre las exigencias planteadas de conocimiento del catalán.