Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Autonomías > Baleares

La Mesa Sectorial valida el decreto que exige catalán a los sanitarios

Ningún sindicato ha votado a favor y al menos uno (Simebal) ya está trabajando en su impugnación

Sede del IbSalut.
La Mesa Sectorial valida el decreto que exige catalán a los sanitarios
Redacción
Viernes, 17 de noviembre de 2017, a las 18:20
El decreto por el que se exige el conocimiento de lengua catalana para poder trabajar en el IbSalut ha sido aprobado este viernes en la Mesa Sectorial de Sanidad pese a contar con el 75 por ciento de votos en contra de la parte sindical. Según fuentes sindicales, han votado en contra del decreto el Sindicato Médico (Simebal), Satse, CCOO y CSIF. Por su parte, los sindicatos UGT y USAE se han abstenido. Solo ha votado a favor la Administración.

En opinión del presidente de Simebal, Miguel Lázaro, es "un mal día para la sanidad balear", puesto que "los pacientes van a ver como la calidad sanitaria va a disminuir porque faltan médicos y con estas medidas captar médicos va a ser muy difícil y muestra como los derechos lingüísticos prevalecen sobre los derechos sanitarios", ha lamentado. Por este motivo, ha avanzado que cuando salga el decreto lo impugnarán.

"Hacen muy difícil la gestión sanitaria y es una barbaridad porque es politizar la sanidad por una cuestión ideológica, ya que Més impuso esta medida o si no rompe el pacto [por el cual apoyan en el Gobierno al PSOE]. Esto es una politización de la sanidad", ha rematado Lázaro. Su homólogo de Satse, Jorge Tera, ha lamentado que no hubiera "margen de negociación" ya que "el decreto venía negociado políticamente y encorsetado sin margen de maniobra". Según adelanta el diario ABC, Satse y posiblemente CSIF y CCOO se sumarán a la impugnación.

Cabe recordar que el pasado verano el partido Més, socio de Gobierno del PSOE en Baleares y que se define como soberanista y ecologista, obligó a la Consejería de Sanidad a retirar una resolución del Servicio de Salud en la que se dispensaba del conocimiento del catalán a médicos, enfermeros y farmacéuticos en caso de escasez de personal.
 
Mérito y no requisito

La norma que está elaborando el Gobierno balear y que tenía que pasar por la mesa sectorial como trámite antes de su aprobación definitiva, establece que el catalán será un requisito para auxiliares, enfermeros y médicos. Los auxiliares deberán acreditar el nivel B1 -básico-, mientras que médicos y enfermeros deberán tener el nivel B2 -medio- para poder optar a una plaza en la sanidad pública. Tanto Simebal como Satse defendían que el dominio de la lengua catalana fuera sólo un mérito y no un requisito.