Redacción Médica
18 de agosto de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Autonomías > Asturias

La Consejería descarta que los sanitarios fichen al entrar al trabajo

Del Busto responde en el Parlamento ante las dudas de la Sindicatura de Cuentas sobre la gestión de los horarios

Francisco del Busto en la Junta General.
 La Consejería descarta que los sanitarios fichen al entrar al trabajo
Redacción
Jueves, 02 de noviembre de 2017, a las 13:00
El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, ha afirmado hoy que el Servicio de Salud del Principado (Sespa) no tiene previsto implantar dispositivos de reloj para que fichen sus empleados porque considera suficientes los sistemas existentes para controlar el cumplimiento de las jornadas.
 
Del Busto ha asegurado que de todo el país, sólo en el Hospital de Cruces de Bilbao hay implantados dispositivos de reloj para que su personal fiche y que en el resto de centros de las 17 comunidades autónomas no está implantado este sistema. Se refería así al informe de la Sindicatura de Cuentas en el que se reclama al Gobierno asturiano más rigor en el cumplimiento horario del personal sanitario. “Hay sanciones previstas para quienes no cumplen”, ha recordado el consejero.
 
Del Busto ha respondido hoy en el pleno de la Junta General del Principado a una interpelación de la portavoz de Foro, Cristina Coto, sobre el mencionado informe de la Sindicatura de Cuentas. En su opinión, si no se ficha en el Sespa es "para no constatar que todos los días se trabaja por encima de la jornada" porque la falta de profesionales en la sanidad pública obliga a sus empleados a hacer un sobreesfuerzo.
 
Para Coto, el informe de la Sindicatura es, en todo caso, "un varapalo" a la gestión del Sespa, refleja el descontrol que hay en el Sespa y evidencia que se está maltratando a la sanidad por la ausencia de una política de personal adecuada.
 
Del Busto ha coincidido con la diputada de Foro en que no es justo que se diga que el personal sanitario entra tarde o que no cumple sus horarios cuando "hay miles de profesionales que no escatiman tiempo a los pacientes, y en muchos casos, más de lo que exige una jornada laboral de 8:00 a 15:30".
 
El titular de Sanidad ha incidido en que sí que hay un sistema de control horario, que cualquier incumplimiento de la jornada queda reflejado y que cada unidad de servicio cuenta con un responsable que debe comunicar las ausencias, incumplimientos y cualquier irregularidad.
 
Ha incidido en que la falta de profesionales sanitarios es un problema de todo el país y no sólo de Asturias, pero que este Gobierno también ha convocado varios concursos para cubrir todos los puestos posibles y permitidos por la tasa de reposición impuesta por el Ejecutivo central.