Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Autonomías > Aragón

HLA Montpellier enseña a integrar la carne en la dieta de forma saludable

Tres especialistas analizan los beneficios de llevarlo a cabo

Esther Vilella, directora administrativa de HLA Montpellier; Javier Robles, Marina Julián (de la Clínica HLA Montpellier), Rocío Mateo y Agustín Ariño.
HLA Montpellier enseña a integrar la carne en la dieta de forma saludable
Redacción
Jueves, 23 de marzo de 2017, a las 20:10
El martes 21 de Marzo ha tenido lugar la segunda conferencia del ciclo A comer bien nos apuntamos, un programa divulgativo sobre alimentación desarrollado por Clínica HLA Montpellier y organizado en colaboración con la Obra Social de Ibercaja.

La especialista Marina Julián ha dado comienzo a la jornada acentuando la importancia del valor que aporta este ciclo que, con ciencia y rigor, acerca la cultura de comer bien a todos por medio de la educación en salud.

Otro experto, Agustín Ariño, en la misma sesión, no ha pasado por alto los aspectos positivos de la carne, destacando su valor nutritivo (proteínas, vitaminas y minerales) y lo necesaria que resulta una dieta saludable.

Además de para  un adecuado crecimiento y desarrollo –ha advertido– también es muy importante para deportistas y para las mujeres que se encuentran en etapas de gestación y lactancia.

Al mismo tiempo, Ariño hizo hincapié en los aspectos negativos como los ácidos grasos saturados y el colesterol que contiene la carne, relacionados con las enfermedades cardiovasculares. Además, ha advertido de que las carnes rojas y procesadas, según el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2015, se consideran un factor de riesgo de cáncer colorrectal.

También ha alertado de que la carne no debe tener contacto directo con el fuego, ni mucho menos se debe comer la zona quemada. También ha hablado de del cuidado necesario con los procesos de salazón, curado, fermentación, ahumado y desecación.

Recomendaciones sobre aspectos nutricionales

Por su parte,  Rocío Mateo Gallego, Doctora en Nutrición e Investigadora en el ISS Aragón, se ha centrado en aspectos más nutricionales, explicando como varía el contenido en calorías en función del tipo de carne y pieza.

En el vacuno, por ejemplo, mientras que una pieza de solomillo cuenta con 126 kilocalorías por cada cien gramos, la falda de vacuno contiene 230.

También ha destacado que la carne resulta necesaria en la alimentación y que, según las recomendaciones nutricionales y la pirámide alimenticia, las raciones de carne magra (100-125 gramos por ración) deben ser tres o cuatro por semana.

Por último, ha mencionado las ventajas e inconvenientes de la carne roja y blanca. Y ha hecho hincapié en que la roja debe consumirse solo de forma ocasional, ya que el consumo frecuente aumenta el colesterol total y el riesgo cardiovascular. Por otra parte, la carne blanca tiene perfecta cabida en la alimentación cardiosaludable (cuatro raciones por semana), y no tiene efecto sobre el colesterol total y el riesgo cardiovascular.

Por último, el chef Javier Robles ha analizado los puntos fundamentales como la correcta cocción de la carne, explicando al público las diferencias entre “poco hecho”, “al punto” y “muy hecho” mostrando ejemplos de forma muy gráfica. Y ha dado a conocer algunas recomendaciones, como acompañar la carne con verduras al vapor y menos salsas aunque estén en pleno auge.