18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 15:30
Autonomías > Andalucía

Spiriman se coge la baja por las "repercusiones emocionales" de su batalla

El médico y activista asegura que tanto él como su familia han sido amenazados

El médico y activista, Jesús Candel, Spiriman.
Spiriman se coge la baja por las "repercusiones emocionales" de su batalla
Redacción
Lunes, 04 de diciembre de 2017, a las 12:20
La lucha está pasando factura a Spiriman. El médico y activista Jesús Candel ha sido dado de baja tal y como ha difundido en un comunicado la organización que preside, la Asociación Justicia por la Sanidad. Asegura la asociación que el proceso ha provocado "repercusiones emocionales" sobre Candel y estas consecuencias "han ido generando en su persona el desgaste y efectos que todos podemos imaginar. Se sumaron amenazas a su propia familia al revés profesional más doloroso de todo este proceso", asegura Justicia por la Sanidad en el comunicado y añade que "por prescripción facultativa se ha estimado su baja laboral y el tratamiento oportuno para su restablecimiento".

El pasado viernes estaba prevista su incorporación a las Urgencias del Hospital del Parque Tecnológico de la Salud (PTS) donde el SAS decidió trasladarle desde el Hospital Virgen de las Nieves. Candel se negó a incorporarse y "exigió" a la gerente del Virgen de las Nieves por escrito que se le enviaran sus turnos de su hasta ese día centro de trabajo. Con este desacato se enfrenta a la apertura de un expediente disciplinario, cosa que ya da por hecha Candel en muchos de los vídeos que difunde en las redes y que piensa que terminaran con su despido.

Últimas movilizaciones y reivindicaciones

El pasado jueves, Candel congregó a más de un millar de personas en las puertas del Virgen de las Nieves para protestar por los traslados de profesionales de un centro a otro "sin una sola argumentación técnica y sin preocuparles lo más mínimo las consecuencias de un acto de pura afirmación autoritarista", según la asociación de Spiriman. Justicia por la Sanidad argumenta que "los profesionales de uno y otro Servicio de Urgencias, se han adiestrado acoplándose a esta situación de 'tránsito' y contexto asistencial. Cuando todo el proceso finalice (es de esperar que en Marzo de 2018), cada uno de ellos se trasladará al puesto que tiene previsto en las plantillas definitivas de ambos Centros. Las Urgencias así, serian la última pieza de este laborioso puzle, precisamente porque para su carácter finalista, requieren la completud del hospital en el que se insertan."

Candel y sus partidarios estiman además que organizar este traslado en este periodo de "alta frecuentación de Urgencias" es especialmente perjudicial para los pacientes. La asociación ha asegurado que mientras tanto continuarán "con las iniciativas programadas para lograr una sanidad digna", que aseguran sigue amenazada por aquellos que siguen "identificando y denunciando".