Premio a una pediatra por estudiar biomarcadores en EII infantil

María Jesús Balboa ha recibido una distinción de la Academia de Medicina de Sevilla

María Jesús Balboa es pediatra del Hospital Universitario Virgen Macarena.
Premio a una pediatra por estudiar biomarcadores en EII infantil
vie 14 febrero 2020. 13.15H
La pediatra María Jesús Balboa Vega de la Unidad de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Infantil, dependiente del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Virgen Macarena, se ha alzado recientemente con el premio que convoca la Academia de Medicina de Sevilla en la modalidad de Gastroenterología Pediátrica, denominado 'Profesor Alberto Valls y Sánchez de Puerta'.

El trabajo de Balboa titulado 'Utilidad de los marcadores biológicos en el seguimiento de la enfermedad inflamatoria intestinal en una consulta de atención especializada pediátrica', ha tenido como objetivo cuantificar y comparar los distintos marcadores biológicos al diagnóstico de la enfermedad según la entidad clínica, y correlacionarlos con la evolución de los pacientes en una consulta de atención especializada pediátrica.

Según han explicado en un comunicado desde el hospital, para los expertos, el incremento de la prevalencia de la enfermedad inflamatoria intestinal infantil es una realidad. "En el desafío del diagnóstico y manejo tienen un papel importante los marcadores biológicos, los cuales tienen distintas utilidades, aparte de su aportación al diagnóstico se encuentra poder estratificar la enfermedad, estimar la actividad, su evolución o el pronóstico, así como predecir tanto futuros brotes como la respuesta al tratamiento", han detallado.

"Existen pocos estudios en la edad pediátrica que evalúen los parámetros biológicos y la evolución clínica, fenotípica y terapeútica de la enfermedad, por lo que consideramos que este estudio aporta nuevos datos en este terreno", ha explicado María Jesús Balboa.


Proteína C reactiva y enfermedad de Crohn


En la Unidad de Gastroenterologia infantil del Servicio de Pediatría, se atendieron en el año a 48 niños, diagnosticados el 47,9 por ciento de enfermedad de Crohn, 37,5 por ciento de patología inflamatoria intestinal no clasificada y 14,6 por ciento de colitis ulcerosa. Por su parte, la enfermedad de Crohn debutó de forma grave en el 26,1 por ciento, con patrón inflamatorio en el 65,2 por ciento y afectación nutricional en el 41,7 por ciento de los pacientes infantiles.

Con estos resultados recogidos en el estudio se deduce por un lado, que la proteína C reactiva (PCR) se correlaciona mejor con la gravedad de la enfermedad de Crohn que con la colitis ulcerosa. Asimismo, no se evidenciaron marcadores que indicasen qué pacientes precisan biológicos. No obstante, en la actualidad un total de 18 pacientes reciben tratamiento con dichos fármacos, de los cuales, nueve acuden periódicamente al hospital de día pediátrico por precisar administración intravenosa.

Para Balboa, especializada en niños que padecen esta patología digestiva, "se ha pretendido conocer mejor el comportamiento de esta enfermedad de carácter crónico y con gran impacto sobre el niño y su familia, además al tratarse de un estudio retrospectivo, este nos ha permitido revisar y detectar posibles mejoras en su manejo, todo con la finalidad de ofrecer la mejor atención posible a estos menores".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.