Cientos de aspirantes han trasladado su malestar por las condiciones de las pruebas del pasado 28 de noviembre

OPE de Enfermería en el SAS: "Un examen farragoso, extenso y muy duro"
Opositores de Enfermería en la entrada a los exámenes.


30 nov 2021. 14.50H
SE LEE EN 3 minutos
El Sindicato de Enfermería, Satse, y Ccoo Andalucía han recogido las quejas de cientos de opositores que el pasado domingo 28 de noviembre se examinaron en la Oferta de Empleo Público de Enfermería. Los aspirantes a unas de las 4.102 plazas convocadas por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) han señalado a través de sus representantes sindicales que los ejercicios “no han cumplido con el objetivo que debe primar en la realización de estas pruebas, que es medir los conocimientos y capacidades de los candidatos, pues no se ajustaban a las líneas básicas de elaboración que deben regir este tipo de exámenes”.

En concreto, unos 30.000 opositores se inscribieron a estas pruebas del SAS, correspondientes a los años 2018, 2019, 2020 y 2021. Unos exámenes muy esperados para los que los profesionales sanitarios venían trabajando durante los últimos cuatro años.

Los exámenes del pasado domingo consistían en un cuestionario teórico de 100 preguntas tipo test, más tres de reserva, con cuatro respuestas alternativas y un cuestionario práctico de 50 preguntas tipo test con cuatro respuestas alternativas. Para llevarlo a cabo, los opositores contaban con un tiempo máximo de tres horas.

Impugnación de las respuestas


Por parte de Ccoo, la responsable de Acción Sindical de la Fss-Ccoo Andalucía, Guadalupe González, ha recalcado que “las pruebas, en general, han sido de extremada dureza, lo que ha provocado la indignación entre las personas que se examinaban”. Así, según el sindicato andaluz, la mayoría de las preguntas teóricas incluían “textos farragosos y extensos” que eran difícil de interpretar y, por otra parte, las cuestiones de casos prácticos no se ajustaban en un porcentaje alto al temario, por ejemplo, las relativas a la dosificación de medicación, más propias del temario de facultativos que de los procesos de cuidados de Enfermería.

Una postura a la que Stase ha añadido que se trata de un “nuevo maltrato de la Administración hacia las enfermeras y enfermeros, en especial hacia los profesionales interinos de larga duración, que vuelven a toparse con un obstáculo para la consolidación de sus plazas precisamente en un contexto en que se están demandando desde otros ámbitos e instituciones la necesidad de estabilizar sus plazas”.

Desde ambos sindicatos, han recordado a los aspirantes que tienen el derecho de “impugnar preguntas o reclamar contra las respuestas dadas por correctas en las plantillas provisionales, mediante solicitud dirigida al Tribunal Calificador”. Una medida que deberán realizar antes del 1 de diciembre a través de la Ventanilla Electrónica de Profesionales.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.