Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Autonomías > Andalucía

El SAS anuncia nuevos protocolos para reforzar el control en Urgencias

Las nuevas medidas se implantarán en un plazo de tres meses

La consejera de Salud, Marina Álvarez.
El SAS anuncia nuevos protocolos para reforzar el control en Urgencias
REDACCIÓN
Martes, 30 de enero de 2018, a las 11:00
Tal y como anunció la titular de Sanidad de Andalucía, Marina Álvarez, este lunes se celebró una reunión con más de cien responsables hospitalarios de centros públicos para consensuar los nuevos protocolos en Urgencias orientados a paliar los fallos detectados en Úbeda y Antequera. Los sanitarios prevén implantar los cambios en los hospitales en el plazo de tres meses.

Así, el Servicio Andaluz de Salud reforzará el control de los pacientes en las áreas de Urgencias incorporando una pulsera identificativa, común para todos los centros, que permitirá clasificar, mediante diferentes colores, a los pacientes en función de su vulnerabilidad. De esta forma, se facilitará el trabajo al personal sanitario al poder reconocer de una forma más sencilla a los enfermos.

Otras de las medidas previstas están encaminadas a intensificar la vigilancia de los pacientes en las salas de espera, en función de la gravedad de cada caso, mediante rondas, a través de personal asignado. Además, los centros hospitalarios serán más estrictos respecto a la presencia de familiares de pacientes en las salas de espera, especialmente en los periodos de alta frecuentación, una medida para reducir la saturación en estos servicios hospitalarios. Cada paciente debe estar acompañado por un solo familiar en Urgencias.

Durante la reunión, Álvarez señaló que "en torno al 1-2 por ciento de los pacientes abandonan los centros hospitalarios sin recibir asistencia y sin comunicarlo al centro". Estos pacientes, que no son localizados, son dados de alta. Ante estas situaciones, la consejera propone una "búsqueda activa por parte del personal sanitario para cotejar que el paciente se encuentra en las dependencias sanitarias. Para reforzar este control de salida de los enfermos, las autoridades sanitarias estudian varias medidas como la localización por radiofrecuencia o a través de los números de teléfonos de pacientes y familiares.