La incidencia de esta alteración en la región es de unos 200 casos anuales por cada 100.000 habitantes

El centro de teleictus andaluz recibe el reconocimiento de buenas prácticas


09 sep 2022. 13.55H
SE LEE EN 3 minutos
El Centro Andaluz de Teleictus (CATI) ha recibido recientemente el reconocimiento como ‘Buena Práctica’ del Portal de Buenas Prácticas de Salud Pública de la Comisión Europea. Un reconocimiento que lleva al CATI a presentarse como referente en otras regiones europeas.

El portal de seguimiento del ictus del portal permite ayudar a encontrar información de confianza y útil sobre prácticas que hayan sido reconocidas como las mejores en las áreas de promoción de la salud, prevención de enfermedades y manejo de enfermedades crónicas. En este caso, ha puesto en valor el método de trabajo del CATI, a la vista de los excelentes resultados obtenidos desde su puesta en funcionamiento en 2019.

Cabe destacar que Centro Andaluz de Teleictus es una red que da cobertura a toda la población andaluza que precisa acceder a una atención especializada en ictus. Cuenta con más de 20 neurólogos vasculares que prestan asistencia remota a más de 30 pequeños hospitales.

El sistema adoptado en el Centro Andaluz de Teleictus se denomina “Spoke and hub”. A través de este sistema el paciente llega a un hospital remoto, es valorado por videoconferencia por un neurólogo vascular, que accede también a las imágenes de las pruebas complementarias, gracias al sistema de radiología PACS. En función de la información que reúne, decide el mejor tratamiento para el paciente. Gracias a este sistema, en la actualidad, el 93 por ciento de la población andaluza accede a la atención especializada de ictus en menos de 30 minutos, y el 99,9 por ciento en menos de 60 minutos.

Desde la Consejería de Salud y Familias también resaltan que gracias al sistema de control el número de tratamientos de reperfusión anuales por centro se ha duplicado, la media de trombolisis intravenosa ha aumentado un 142 por ciento (22,7 por ciento de la población con ictus atendida), y los tratamientos endovasculares han aumentado 244 por ciento, alcanzando el 19,9 por ciento de todos los pacientes con ictus atendidos.

Incidencia del ictus en Andalucía


La incidencia de casos nuevos de ictus en Andalucía es de unos 200 casos anuales por cada 100.000 habitantes, y su prevalencia de 8 casos/1000 habitantes. Es decir, en Andalucía sufren un ictus cada año más de 17.000 personas. Estos datos supone que uno de cada cuatro andaluces podría llegar a sufrir un ictus.

La tasa de mortalidad por ictus en Andalucía se encuentra en 54 fallecimientos anuales por cada 100.000 habitantes. Un factor que contribuye a esta tasa de mortalidad es la dispersión geográfica de Andalucía, donde el 22,7 por ciento de la población viven fuera de las áreas urbanas, en pequeñas poblaciones a más de 30 minutos de una unidad de ictus. Para abordar este reto, se creó una red de teleictus como estrategia eficiente para reducir las diferencias geográficas y de accesibilidad, y para asegurar un mismo nivel de calidad asistencial para los diferentes hospitales.

También, el ictus representa aproximadamente del 3 al 4 por ciento de los gastos sanitarios totales en los países occidentales, y este porcentaje puede aumentar en los próximos años.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.