Brote de listeria: Andalucía mejorará sus protocolos de control alimentario

Además culpa al Ayuntamiento de Sevilla de no cumplir con sus responsabilidades

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, comparece en el Parlamento.
Brote de listeria: Andalucía mejorará sus protocolos de control alimentario
vie 30 agosto 2019. 13.30H
El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha comparecido este viernes, a petición propia, en el Parlamento autonómico de manera extraordinaria para informar sobre la gestión llevada a cabo por su departamento sobre el brote de listeriosis.

Durante su intervención, Aguirre ha defendido la actuación de la Junta, que ha actuado con “la mayor celeridad”, y ha anunciado, que “cuando acabe el brote, mejoraremos los protocolos -de control alimentario y seguridad sanitaria- que hemos heredado y exigimos a la empresa -Magrudis, encargada de producir y distribruir la carne contamianda con listeriosis- responsabilidades” sobre este caso.

Por ello, ha anunciado que la Junta se personará como acusación particular contra Magrudis si la Fiscalía, a la que el Ejecutivo ha remitido un escrito para que investige lo sucedido, ve delito. El objetivo es "defender los intereses de los familiares de los fallecidos, las embarazadas que han perdido a sus bebés y al conjunto de los afectados".

La Junta se personará como acusación particular contra Magrudis



Además, ha culpado al Ayuntamiento de Sevilla de no cumplir con sus responsabilidades en el control de los productos alimentarios que se comercializan en la ciudad, y que es competencia municipal, según el consejero. También ha criticado que el consistorio ha remitido información a cuenta gotas, lo cual ha retrasado la actuación.

Por este motivo, ha explicado, “la Junta nunca ha tenido relación previa con la empresa”, porque es competencia del consistorio, aunque, dada la situación de alerta sanitaria, el Ejecutivo "ha ido más allá y pedido información a la empresa cuando el Ayuntamiento no cubría  sus responsabilidades”.

Asimismo, Aguirre ha cargado contra quienes critican la actuación que se ha llevado a cabo desde la Junta de Andalucía cuando ni siquiera ha terminado la crisis de la alerta sanitaria por el brote de listeriosis. “Todavía estamos luchando, pero hay quien no ha querido esperar para hacer un análisis sereno y tranquilo”, ha dicho.


Aguirre defiende la actuación de la Junta


En cualquier caso, el consejero ha insistido en defender las medidas tomadas por el Gobierno andaluz, cuyo objetivo ha sido actuar con prevalencia del “sentido sanitario” para “garantizar la seguridad sanitaria de los ciudadanos”. “No se puede actuar a la ligera como pretenden algunos políticos irresponsables”, ha insistido.

Durante su intervención, Aguirre ha desarrollado una cronología sobre la evolución de los acontecimientos. En primer lugar, la Junta determinó “el origen de la listeria, que según la investigación está en la carne mechada de Magris”. Segunda actuación, “paralizar la producción, retirar los alimentos contaminados del mercado y evitar infecciones cruzadas”.

Posteriormente, ha explicado, la Junta ha “facilitado la información verificada disponible a los ciudadanos de la manera más rápida y transparente”. En cualquier caso, “no se ha ocultado información de nada”. “El que diga eso es mentiroso”, ha criticado.

El cuarto paso fue el de coordinar la información con el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas y, por último, “disponer de todos los medios para atender a las personas afectadas”.

"Hemos actuado de forma preventiva, porque para nosotros la salud es lo más importante", y lo hemos hecho con "transparencia", facilitando toda la información disponible a todos los ciudadanos y a los medios de comunicación, que han ayudado a difundir la alerta saniataria, ha reconocido.


Un caso sin precedentes



“No se puede actuar a la ligera como pretenden algunos políticos irresponsables”


Por otro lado, el consejero ha señalado que su equipo estaba “aprendiendo” sobre la marcha, “porque este caso es algo nuevo”. Se trata de un brote de listeria de tres días incubación, cuando lo que se refleja en los libros de medicina es de mínimo una semana”.

Sabíamos que algo pasaba. Los epidemiólogos estábamos viendo que algo pasaba y lo teníamos que descubrir”, ha esgrimido para defender la gestión de este caso. Es más, Aguirre ha señalado que se “saltaron” protocolos -actualizados por última vez en 2011- para actuar en pro de la seguridad de los ciudadanos.

“La alerta se declara el día 15”, cuando la Junta aún disponía del informe provisional, y cuando los protocolos establecen que la alerta debe anunciarse tras verificar el estudio definitivo, “que llegó el día 17”.

“Nosotros nos adelantemos tres días. Nos saltamos el protocolo. Había que actuar lo más rápido posible”, ha sostenido, al tiempo que ha defendido que, en los últimos tres días ha quedado demostrado que el brote se ha estabilizado tras no haber nuevos casos y fijarse en los 167 afectados.

Esto se debe, ha dicho, precisamente, a la activación de la alerta sanitaria, que permitió retirar los productos contaminados del mercado. De hecho, ha explicado, según los estudios que maneja la Junta, que los últimos pacientes afectados consumieron carne el día 17 de agosto, último día en la que el producto afectado estaba disponible para el consumo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.