Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 13:05
Autonomías > Andalucía

"Hay caminos" para que Grünenthal pague a las víctimas de la talidomida

Andalucía entrega los certificados de afectados por el fármaco, que les reconoce oficialmente ante acciones judiciales

Aquilino Alonso y María José Sánchez Rubio, junto a los afectados.
"Hay caminos" para que Grünenthal pague a las víctimas de la talidomida
Redacción
Lunes, 07 de noviembre de 2016, a las 14:20
El consejero de Salud, Aquilino Alonso, y la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, han hecho entrega este lunes en Sevilla de los certificados de inscripción en el registro de talidomida de Andalucía, primero de estas características a nivel estatal. Son 51 personas las que han sido reconocidas oficialmente hasta ahora como víctimas de este medicamento en Andalucía.

Estos reconocimientos se han realizado tras la solicitud de las personas afectadas y según la evaluación clínica realizada por las unidades médicas de la Inspección de Servicios Sanitarios de Andalucía, a partir de un protocolo elaborado con la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía.

Aquilino Alonso ha destacado que esta inscripción permitirá “garantizar un mejor seguimiento individual, según las necesidades y particularidades de cada una de las personas afectadas”, a la vez que supone un reconocimiento oficial de cara a posibles acciones ante los tribunales. En este sentido, el consejero se ha referido al hecho de que las indemnizaciones exigidas hasta el momento han sido denegadas debido a que se ha considerado que los hechos han prescrito, pese a lo cual “se puede continuar buscando caminos para hacerlas posibles, como ha ocurrido en otros países y como se ha reconocido en las propias sentencias, estableciendo daños tardíos no prescritos”.

El consejero también ha querido agradecer la colaboración e implicación de Avite, la asociación de víctimas de la talidomida en España, con quien “se ha mantenido un diálogo constante y un trabajo conjunto y comprometido, que es la mejor manera de avanzar en la buena dirección, para dar respuestas adecuadas a las necesidades reales”.