Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 10:35
Sociosanitario > Pacientes

El registro andaluz de la talidomida duplica los reconocimientos estatales

Se han recibido 46 solicitudes de las que una se está investigando más a fondo y otra ha sido denegada

Aquilino Alonso, consejero de Salud de Andalucía.
El registro andaluz de la talidomida duplica los reconocimientos estatales
Redacción
Jueves, 01 de septiembre de 2016, a las 11:55
El registro de personas con anomalías causadas por la talidomida en Andalucía ya cuenta con 44 personas inscritas. Según informa la Junta de Andalucía en total se han recibido 46 solicitudes que han sido valoradas en la Unidad de Valoración Médica de Incapacidades y la gran mayoría han sido resueltas positivamente. Esta cifra supone casi el doble que las 24 reconocidas en el registro estatal, situación que podría cambiar en la próxima legislatura ya que todos los grupos se han comprometido a que este mecanismo vuelva a funcionar.  

Una de las solicitudes se ha remitido a su hospital de referencia para completar el estudio de afectación genética y otra ha sido denegado al no cumplir los criterios establecidos para asociar las anomalías presentadas con la toma de talidomida.
 
La información recopilada en este registro es suministrada por las personas afectadas o, en su caso, por sus representantes legales a través de un formulario específico de solicitud, así como de la evaluación realizada por las Unidades de Valoración Médica de Incapacidades. El registro cuenta con las máximas garantías de confidencialidad, seguridad e integridad de los datos que se incluyen.
 
Este instrumento de la Consejería de Salud, primero de estas características a nivel andaluz, permite disponer de información fiable, actualizada y completa para determinar el número y la situación de las personas afectadas, así como el alcance real del problema en la comunidad autónoma. Esta información permite planificar políticas de salud en relación con las personas con anomalías causadas por talidomida y contar con la información necesaria para orientar la elaboración y evaluación de actividades de prevención, planificación sanitaria y asistencia a las personas inscritas.
 
Con ello, se facilita a los afectados el reconocimiento oficial de la Administración sanitaria de cara a posibles reclamaciones de los afectados ante los tribunales. Tal y como recuerda la Consejería de Sanidad, “la talidomida es un principio farmacológico desarrollado por la multinacional Grünenthal en 1953 que comercializado para el tratamiento sintomático de las náuseas y los vómitos durante el embarazo”.  
 
Poco después de su introducción en el mercado “se observó un incremento de nacimientos de niños con serias malformaciones, como consecuencia de la exposición del útero materno al fármaco”. De hecho, se considera a este medicamento “responsable de malformaciones en casi 10.000 personas, de las que entre 1.500 y 3.000 se produjeron en España”.