Diego Vargas concede su primera entrevista como gerente del SAS a Redacción Médica, donde fija su hoja de ruta

"Andalucía es la región con mayor capacidad docente MIR de toda España"
Diego Vargas, director gerente del SAS, en su despacho de la Consejería de Salud.


10 sep 2022. 18.50H
SE LEE EN 14 minutos
Tras su experiencia al frente de la Dirección General de Asistencia Sanitaria y Resultados de la Junta de Andalucía, Diego Vargas suma un nuevo reto en la actual legislatura, dirigir el Servicio Andaluz de Salud (SAS). El nombramiento, que se efectuó el pasado 9 de agosto, refuerza así la línea continuista de la Consejería de Salud andaluza, quien sigue apostando por perfiles sanitarios para gestionar las políticas regionales.

La llegada de septiembre ha puesto en marcha el curso político, donde la sanidad andaluza sigue manteniendo importantes retos a los que deberá dar respuesta en los próximos meses. Vargas ha atendido a Redacción Médica en la que es su primera entrevista a medios de comunicación como gerente, destacando la trayectoria de trabajo que viene realizando el SAS, así como los pasos que deberá llevar a cabo para dar respuesta a los compromisos adquiridos. Desde el refuerzo a la Enfermería pasando por la mejora de las condiciones laborales de todos los profesionales sanitarios, Vargas ha tomado el relevo de Miguel Ángel Guzmán en un momento clave para la sanidad regional, en la cual están puestos todas las miradas de sindicatos y grupos políticos. 

Andalucía se ha comprometido a una atención sanitaria en menos de 48 horas. ¿Cómo lo conseguirán?

La demora en Atención Primaria y el que todos los ciudadanos en Andalucía sean tratados en un tiempo aceptable es un objetivo de la Consejería de Salud y Consumo. Hemos trabajado de forma muy intensa en estos tres años y medio en conseguir que estos tiempos sean adecuados. Podemos asegurar, con datos objetivos gracias a un sistema de información muy potente que nos permite saber cuál es la demora en cada uno de los centros de salud y en cada cupo de Atención Primaria y por supuesto extraer esa demora media, que en la mayoría de los meses se ha situado por debajo de las 72 horas, en menos de tres días.

¿Qué medidas se están llevan a cabo desde el SAS para que se cumpla este compromiso?

Evidentemente en épocas especiales como el periodo estival, las demoras medias siempre aumentan un poco por el merecido descanso de los profesionales. En este caso hemos tenido un verano muy aceptable, con demoras que han estado situadas entre los tres y cuatro días como máximo. Esto quiere decir que hay una parte que ha estado por debajo de esos tres y algunos, evidentemente, se han salido de la media por connotaciones especiales.

Esto lo hemos conseguido, primero por el compromiso de los profesionales y en segundo lugar con una serie de medidas que han venido a reducir esos tiempos de espera, siempre recompensando a los profesionales. Estas medidas, que realmente han tenido un calado muy importante, es el significado de la apuesta del Gobierno andaluz en inversión en Atención Primaria. En las ocho primeras semanas del año se dedicaron más de 15 millones de euros para reforzar las políticas retributivas y de organización, y de hecho contamos con 410 médicos de Familia más que en el año 2018. 


"En las ocho primeras semanas del año se dedicaron más de 15 millones de euros para reforzar las  políticas retributivas y de organización"




En cuanto al papel de Enfermería. ¿Qué respuesta da a quienes critican que se esté dando demasiada responsabilidad a estos profesionales?

Un cambio de rol de la Enfermería es necesario en la Atención Primaria actual. Principalmente, por las nuevas necesidades que requiere la población del siglo XXI que son muy diferentes a las que había hace 40 años. La consulta de acogida no invade ninguna competencia profesional, sino que la enfermera está ejerciendo una labor que está dentro de sus competencias profesionales.

De hecho la consulta de acogida se gestó desde el consenso con las sociedades científicas médicas y las de Enfermería y con la colaboración de las organizaciones profesionales. Las críticas se diluyen en los resultados de estas consultas. Tenemos que tener claro que no todas las demandas de los ciudadanos en su centro de salud son para el médico, sino que hay todo un pull de profesionales que tienen una serie de funciones y capacitaciones, y lo que tenemos es que reorientar esa demanda al profesional más adecuado.

Enfermería lleva años reivindicando la mejora de su grupo profesional al A1. ¿Qué posición tiene el SAS ante esta demanda?

Desde Andalucía instamos al Ministerio de Sanidad a que trabaje de manera conjunta con el resto de comunidades autónomas en la modificación de la Ley de Función Pública que permita a los profesionales de Enfermería y Fisioterapia incorporarse de pleno derecho en todos los puestos de la función directiva. Desde la Consejería de Salud y desde el SAS estamos totalmente alineados con los posicionamientos internacionales, como la OMS, que insta a los gobiernos a posibilitar que las enfermeras ocupen puestos de decisión y gestión.


"Estamos totalmente alineados con los posicionamientos internacionales que insta a los gobiernos a posibilitar que las enfermeras ocupen puestos de decisión y gestión"



Pero Andalucía siempre intenta promulgar desde el ejemplo y evidentemente nosotros tenemos importantes puestos de responsabilidad en política sanitaria ocupados por enfermeras. No hay mejor ejemplo que nuestra consejera de Salud, la directora general de Salud y Consumo, la directora general de personal del SAS o el gerente del SAS, que son enfermeros. 

El déficit de médicos especialistas afecta a toda España. ¿Qué políticas desarrolla Andalucía para retener y atraer a estos perfiles?

La falta de profesionales médicos en determinadas especialidades, como es el caso de los médicos de Familia y sobre todo en zonas de difícil cobertura, es una situación que se produce en toda España. Tenemos que tener políticas muy serias a corto, medio y largo plazo que sean capaces de paliar este déficit que, al final, viene por una mala planificación. Los datos de jubilación eran conocidos y se llevan mucho tiempo avisando del problema.

La primera de nuestras políticas es crear el mejor escenario laboral y asistencial para hacer atractivo al médico estar en Andalucía. Para eso, tenemos un afán de fidelizar a los profesionales con mejoras salariales. Apostamos por contratos de larga duración, incentivos por trabajar en puestos y zonas de difícil cobertura, ofertas para los MIR a los que les ofrecerles una formación de calidad para que desde el inicio de su carrera nos elijan. Hoy podemos decir con satisfacción desde el SAS que hemos conseguido fidelizar a más del 70 por ciento de los MIR que han acabado la especialidad en Andalucía.

Andalucía ha sido la región que más plazas MIR y EIR ha solicitado en la actual convocatoria de Formación Sanitaria Especializada. ¿Es ejemplo de esta política a largo plazo?

Efectivamente, en 2023 Andalucía tendrá 1.803 plazas EIR, lo que nos sitúa como la primera comunidad autónoma en el número de plazas ofertadas por el estado, seguida de Madrid que históricamente ha sido la que más plazas de oferta tenía.

Pero además hemos conseguido un reto importante, y es que Andalucía es la comunidad con mayor capacidad docente del Estado, con las nuevas 65 plazas autorizadas este último año. Somos la comunidad con mayor capacidad docente. En datos significativos, comparando 2018 con 2022 tenemos un incremento de 33,9 por ciento de plazas EIR (456 plazas más entre las convocatorias del 2018 a 2022).

Los colectivos y asociaciones MIR están solicitando la subida de sus salarios ¿Se plantea Andalucía atender esta demanda?

Andalucía, a través de la Consejería de Salud y Consumo y el SAS, está dispuesta a escuchar y dialogar. Siempre estamos dispuestos a atender a todos los colectivos, siempre dentro de un marco y unos límites que señalan la situación económica actual y, evidentemente los presupuestos de la Junta para 2023, que son los que al final nos van a ayudar a discernir cuáles son las políticas de personal que vamos a llevar a cabo. Tenemos claro que una prioridad y un gran valor son nuestros propios profesionales.

Andalucía tiene un decreto que posibilita a los médicos jubilarse a los 70 años ¿Qué acogida está teniendo en el colectivo?

Es algo de justicia, porque evidentemente ha cambiado la esperanza de vida en los países occidentalizados. Tener 65 años ahora no es igual que tenerlos antes. Hay grandes profesionales que con 65 años continúan en su máximo esplendor de aptitudes físicas y psíquicas y voluntariamente quieren seguir aportando valor al sistema sanitario. En estos casos el sistema sanitario no puede perder ese valor, esa experiencia y su conocimiento.


"Hay grandes profesionales que con 65 años continúan en su máximo de aptitudes físicas y psíquicas y voluntariamente quieren seguir aportando valor al sistema sanitario"



El hecho de alargar la edad de jubilación nos ayuda a paliar el déficit de profesionales y también nos ha ayudado a aportar valor y experiencia al sistema. Hay muchos profesionales que han optado por esta vía, como bien decía nuestra consejera son 521 profesionales médicos que continúan integrados en el sistema andaluz de salud.

En materia laboral, la equiparación salarial y la estabilización ha sido uno de los principales puntos de trabajo. ¿En qué punto estamos?

En estos tres años y medio, si ha habido un gran avance ha sido a nivel profesional. De hecho voy a destacar un dato que creo es muy importante, desde 2018 al momento actual la plantilla del SAS ha crecido en 30.000 profesionales. Esto es una verdadera apuesta por los profesionales y por la sanidad pública.

Y si seguimos hablando de avances en materia profesional. Hemos conseguido un hito histórico al estabilizar a más de 67.000 profesionales. Es decir, dos tercios de profesionales del SAS que estaban en situación de precariedad ahora están en situación de estabilidad. Actualmente, el SAS está resolviendo la Oferta de Empleo Público correspondiente a los años 2018, 2019, 2020 y 2021, en la que se han convocado 15.541 plazas para todas las categorías. Además del gran reto de dar estabilidad también a las 14.418 plazas ocupadas por personal temporal. 

¿Cuándo va a poder avanzar el SAS en los últimos puntos de la equiparación salarial? 

Tenemos que seguir avanzando en el acuerdo, que cuenta con un punto de partida que vuelve a ser un hito histórico dentro de la Consejería de Salud y el Gobierno andaluz, y es el acuerdo sindical firmado el 19 de abril de 2022. No han pasado ni cuatro meses desde ese acuerdo, en el que todos los sindicatos firmaron por unanimidad y tenemos la obligación de seguir desarrollándolo, evidentemente, en su máxima expresión.

Hemos avanzado mucho en la equiparación salarial. Acometimos, en primer lugar, el complemento específico de exclusividad, que ya permitió avanzar en la equiparación de los profesionales dentro de Andalucía con la premisa de "a igual trabajo mismo salario". Tuvimos la subida retributiva del concepto de jornada complementaria, las antiguas guardias, equiparándolas a la media nacional. También el concepto de atención continuada, que afecta a más de 50.000 trabajadores del SAS. 

Evidentemente la aprobación de la carrera profesional para todas las categorías, tanto para fijos como para eventuales. Y recordad también el complemento de 150 euros de todo el personal sanitario A2 (enfermeras, fisios, matronas…) que trabajan en hospitales, con lo que se equipara el sueldo a otras comunidades autónomas, siendo Andalucía la tercera en cuanto a retribución de este colectivo.

El 31 de diciembre se acaban los contratos covid. ¿Se quedarán esos profesionales?

El SAS no despide a nadie. Ya hay que romper ciertos mantras y mensajes. Cada relación contractual con el SAS tiene un concepto y un marco temporal. Esos marcos temporales se extinguen y, cuando se extinguen, hay que crear nuevos marcos. La intención del SAS siempre es quedarse con todos sus profesionales, pero tenemos que tener en cuenta cuáles son las necesidades asistenciales, poblacionales y el marco económico en el que nos vamos a mover en los próximos años. A pesar de ese marco económico, con previsiones no muy halagüeñas, la prioridad del SAS son nuestros profesionales.


"El Servicio Andaluz de Salud no despide a nadie"



¿Andalucía está privatizando su sanidad?

Lo que no puede ser es que caigamos en falacias. No se puede decir que se está privatizando la sanidad andaluza cuando el presupuesto de la Junta de Andalucía para sanidad es de 2.000 millones de euros más que el del anterior gobierno. No puedo entender que se diga que estamos privatizando cuando tenemos 30.000 profesionales más en el SAS o cuando hemos invertido más de 1.000 millones de euros en nuevas infraestructuras sanitarias públicas, que se han traducido en 33 infraestructuras sanitarias por todo el territorio andaluz que dan respuesta a las necesidades asistenciales.

No puedo entender que se diga que se privatiza la sanidad andaluza cuando si vemos la evolución del tanto por ciento dedicado a conciertos, en 2015 era de un 4,84 por ciento del PIB y en 2022 dedicamos el 4,11 por ciento a conciertos. Este gobierno de Juanma Moreno apuesta firmemente por la sanidad pública, pero no lo hace desde el púlpito, lo hace con hechos y con inversión, que es lo que realmente importa.

Por último, ¿cómo fue la llamada que le hizo Catalina García para ofrecerle su actual puesto?

Fue una llamada emocionante, primero porque llevaba trabajando con Catalina García dentro del sistema de salud de una forma muy cercana. Desde la Dirección General Asistencial con la Viceconsejería hemos estado muy coordinados y hemos hecho frente a la mayor crisis sanitaria del último siglo. Con esa conexión del trabajo intenso, primero fue una llamada de satisfacción porque ella fuera la consejera. Ha dado continuidad a una consejería que ha dado la piel por los andaluces. Y que me ofreciera a mí la posibilidad de dirigir el SAS al principio lo cogí con sorpresa pero luego lo asumí con muchísima responsabilidad, humildad y vocación de servicio. Estoy muy orgulloso de formar parte del mejor equipo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.