Víricö

Expertos destacan que no serían necesarios en determinadas salas como quirófanos, hospitalización o laboratorios

Ventilación y Covid en hospitales: ¿Son útiles los medidores de CO2?
Medidor de CO2.


16 may 2021. 12.00H
SE LEE EN 3 minutos
Ventilar de forma correcta una estancia cerrada es una de las claves imprescindibles para evitar contagios de coronavirus, según varios estudios que han demostrado que la transmisión se produce practicamente por aerosoles. Por este motivo, científicos y sanitarios llevan meses alertando de la importancia de cumplir con los protocolos de renovación de aire y ventilación.

En ese sentido, utilizar un medidor de dióxido de carbono podría ser un elemento útil para controlar la calidad del aire al saber el flujo de personas en un lugar cerrado. De hecho, estos últimos días muchos usuarios han publicado a través de las redes sociales fotografías de ellos comprobando el nivel de CO2 en distintas superficies. Pero, ¿tiene sentido utilizarlo en cualquier zona de un hospital? Según explica, Luis Talavera, director de Ingeniería del Hospital de Gran Canaria Doctor Negrín el número de emisiones hora está reglamentado según las normas UNE en todos los hospitales españoles por lo que "hay que estar tranquilos" respecto a la ventilación.

En caso de salas como quirófanos, hospitalización o laboratorios, al tener "una reglamentación tan estricta" no tiene sentido utilizar medidores de CO2. "En un quirófano la ventilación es todo aire exterior en general, más limpio no puede haber y la renovación es de 20 renovaciones/hora, que de hecho está pensado para evitar la concentración de bacterias y además el aire está filtrado", explica Talavera. Así, explica que realmente lo que va medir este utensilio es que hay mucha gente en el quirófano. "Es normal que haya un nivel alto de CO2 cuando tienes a cinco personas operando a un paciente".

A su vez, detalla que se podría aumentar las renovaciones/hora pero podría chocar con la reglamentaciones en cuanto a ahorro energético. "Si tu pones mucho más aire exterior también va en contra de otra norma que te obliga a ahorrar energía y eso puede ocurrir por reciclar parte del aire. Es un balance de normativas", apunta.

Medidores de CO2 útiles en salas de espera


No obstante, Talavera sí considera que un medidor de dióxido de carbono puede ser útil en salas de espera, zonas comunes o aquellos sitios donde vengan pacientes del exterior o visitantes. "Puden dar una idea de la calidad, pero sobre todo va a depender de la cantidad de personas que haya", argumenta este directo de Ingeniería. "Pueden servir, por ejemplo, para estandarizar flujos de personas y aforos".

En todo caso, este sensor no dice que "el aire esté bien o esté mal ni que los sistemas de ventilación sean incorrectos si no que en un momento puntual o en un momento dado hay más concentración de personas en un sitio". Eso sí, "si el indicador mantiene las mismas cifras de forma constante en el tiempo te puede indicar que hay que redimensionar el sistema de ventilación, controlar el aforo o hacer la sala más grande".

Según un informe sobre la concentración de CO2 publicado por la Subdirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid 1.200 partes por millón de oxígeno por encima de la concentración en el aire exterior sería considerado como una calidad de aire baja, mientras que 800 ppm sería de calidad media, 500 buena y 350 óptima.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.