Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 11:50

Un ginecólogo acusado de abusos: "Tienes buenas tetas para ser asiática"

Numerosas pacientes adolescentes han denunciado prácticas abusivas mientras las examinaba físicamente

El médico acusado de abusos en el centro de California. Imagen: Los Angeles Times.
Un ginecólogo acusado de abusos: "Tienes buenas tetas para ser asiática"
Redacción
Jueves, 17 de mayo de 2018, a las 16:00
Un ginécologo de la Universidad Sur de California (USC) ha sido acusado por numerosas pacientes de abusos sexuales en su consulta mientras realizaba los exámenes físicos, algo que se habría producido durante años en la década de los 90. Pese a que el propio médico, George Tyndall, ha negado cualquier tipo de acusación afirmando que sus exploraciones eran apropiadas, desde la universidad han declarado que su conducta fue "una clara violación de los principios y una vergonzosa traición a los valores". 

La información ha sido destapada por el diario Los Angeles Times, que ha recibido numerosas denuncias y testimonios de más de una docena de pacientes que acudieron a consulta con Tyndall, y que relatan que por su inexperiencia y juventud no sabían si lo que allí ocurría era "lo normal", pero que al ver saltar el escándalo se han sentido ultrajadas. 

"Tú tienes que ser increíble en el sexo", le dijo a una pacientes mientras la exploraba



"Me dijo 'tienes unos bonitos pechotes. No todas las asiáticas tiene bonitos y grandes pechos'", relata al diario una paciente que pide mantener el anonimato, sobre los gustos por las pacientes asiáticas del médico. 

Otro testimonio corresponde a una mujer de 27 años que visitó a Tyndall con 19, y que sobre la mesa de exploraciones le dijo que le iba a introducir sus dedos para asegurarse de que el espéculo iba a encajar. "Metió uno, luego un segundo, y en ese punto aseguró 'tú tienes que ser increíble en el sexo'", relata. La mujer defiende que ha visto a numerosos ginecólogos después y que ninguno ha hecho eso. 

En esta línea, el medio local asegura que las denuncias más serias contra el médico hacen referencia al uso de sus dedos al inicio de los exámenes pélvicos con el argumento de asegurarse de que el instrumental no iba a presentar problemas después. Mientras lo hacía, según las pacientes, movía sus dedos y hacía anotaciones sobre la tirantez de los músculos vaginales. "Qué músculo tan tonificado tienes. Debes ser corredora", espetó a una de ellas. 

Preguntas y recomendaciones sexuales

Con otra de las afectadas llegó incluso a recomendarle un sex shop que conocía, describiéndole qué diferentes tipos de dildos eran apropiados para que utilizara y enfatizando aquellos con apariencia más humana, llegando a utilizar el término 'venoso'. También propasó la línea, según las denuncias, con otra estudiante de ascendencia china, a quien preguntó por la frecuencia con la que ella tenía relaciones anales y orales con su novio, poco antes de explicarle que él tenía muchas pacientes asiáticas y que muchas acudían a consulta sin saber demasiado de sexo. 

Según Los Angeles Times, el acusado habría hecho fotografías innecesarias de los genitales de sus pacientes alegando cuestiones médicas y habría hecho tocamientos inapropiados y comentarios racistas. En 2013, tras varias denuncias, el médico fue apartado de su puesto, aunque una investigación hecha en 2016 "no encontró evidencia de conducta delictiva", pero sí un comportamiento inaceptable para la clínica universitaria donde trabajaba.