12 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Un corazón artificial mantiene con vida al último ganador de Eurovisión

Salvador Sobral permanece a la espera de un trasplante de un donante compatible.

Salvador Sobral, en la última gala de Eurovisión.
Un corazón artificial mantiene con vida al último ganador de Eurovisión
mié 25 octubre 2017. 18.40H
Redacción
El portugués Salvador Sobral, ganador del festival de Eurovisión de 2017, permanece conectado a un corazón artificial, a la espera de conseguir el trasplante de un corazón compatible, tal y como informa el Correio da Amanhã.

Durante el festival de Eurovisión, la salud de Sobral ya había empeorado notablemente y se encontraba en un estado muy frágil. Y, sólo unos meses después se desvelaba que padecía de un problema cardiaco crónico que le obligaba a recibir un trasplante en el futuro.

En estos momentos, una máquina externa bombea sangre a su organismo, un procedimiento crítico para pacientes a la espera de un trasplante y que, según el diario luso, no es muy común en los hospitales de Portugal.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.