Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

Un corazón artificial mantiene con vida al último ganador de Eurovisión

Salvador Sobral permanece a la espera de un trasplante de un donante compatible.

Salvador Sobral, en la última gala de Eurovisión.
Un corazón artificial mantiene con vida al último ganador de Eurovisión
Redacción
Miércoles, 25 de octubre de 2017, a las 18:40
El portugués Salvador Sobral, ganador del festival de Eurovisión de 2017, permanece conectado a un corazón artificial, a la espera de conseguir el trasplante de un corazón compatible, tal y como informa el Correio da Amanhã.

Durante el festival de Eurovisión, la salud de Sobral ya había empeorado notablemente y se encontraba en un estado muy frágil. Y, sólo unos meses después se desvelaba que padecía de un problema cardiaco crónico que le obligaba a recibir un trasplante en el futuro.

En estos momentos, una máquina externa bombea sangre a su organismo, un procedimiento crítico para pacientes a la espera de un trasplante y que, según el diario luso, no es muy común en los hospitales de Portugal.