Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:50

Recordatorio a todos los pacientes: "Su médico es un ser humano, no Dios"

Una carta con doce puntos invita a la reflexión sobre los límites de los médicos

Fragmento de la carta de reflexión.
Recordatorio a todos los pacientes: "Su médico es un ser humano, no Dios"
Redacción
Martes, 20 de febrero de 2018, a las 14:15
En demasiadas ocasiones los pacientes vuelcan sobre los profesionales sanitarios las frustaciones ante situaciones complicadas por enfermedades o accidentes. Quejas sobre el trato recibido, exigencias de pruebas diagnósticas, desinformación en internet o automedicación son algunos de los puntos recurrentes en el 'padrenuestro' de qué no hacer cuando una patología sobreviene. 

Para llamar a la reflexión, el urgencista Juan Toral se ha hecho eco en sus redes sociales de una carta que pide comprensión a los pacientes y que les hace reflexionar sobre 12 puntos concretos, siendo el primero de ellos que la muerte es inevitable. 

"La mayor parte de las enfermedades graves no pueden ser evitadas y no tienen cura", y "muchas de nuestras patologías dependen de nuestro comportamiento", añade la lista. Además, "los antibióticos no curan la gripe", y "las prótesis artificiales se pueden romper", recoge como reflejo de muchas de las quejas de los pacientes. 

En el ecuador de estas reflexiones aparece que está demostrado que hacer todos los análisis y estudios del mundo en ausencia de síntomas no disminuye la mortalidad y solo aumenta los gastos, en relación al conflicto que se crea cuando los pacientes piden que se les hagan más pruebas que los profesionales consideran inadecuadas. 

Efectos de los medicamentos

Por si existe duda, "el hospital es el lugar del mudno donde muere más gente", y recuerda que "todos los medicamentos tienen efectos colaterales", para que los pacientes asuman que los efectos secundarios son frecuentes al tomar medicación. 

En el punto 9 se menciona que la mejora de las intervenciones sanitarias producen solo beneficios marginales y muchas no funcionan para nada, seguido de que el chequeo puede producir resultados falsos negativos y falsos positivos. 

Quizás el más emotivo es el apartado que recuerda que "todo médico cuando se levanta solo piensa en ir a hacer el bien a sus pacientes", y una mención al 'temido' Doctor Google, que no solo no es médico sino que además "solo causa confusión". 

La carta viral no podía terminar de otra manera que pidiendo una seria reflexión sobre los profesionales que se encargan de la salud. De ahí que pida que "piense que su médico es solo un ser humano, no es dios...", evitando así reproches inmerecidos hacia los galenos.