17 ene 2019 | Actualizado: 18:15

Los médicos de Familia explotan: "Renuncio a mi plaza, no puedo más"

La profesional pone por carta toda la sobrecarga de trabajo que padece y admite que no puede más

Parte de la carta difundida.
Los médicos de Familia explotan: "Renuncio a mi plaza, no puedo más"
jue 10 enero 2019. 17.50H
Los médicos de Atención Primaria no pueden más. En periodos vacacionales su sobrecarga se incrementa, y en estas fechas es habitual ver numerosos mensajes de queja y agotamiento por parte de los profesionales, que se ven incapaces de asumir la ingente cantidad de pacientes a los que las gerencias les obligan a atender. Algunos, incluso, se plantean dejarlo todo por inasumible. 

Es el caso de la médica de Familia Pilar Obregón, cuya carta de renuncia ha sido difundida por ella misma y en redes sociales, y en la que admite que no puede más. En una primera imagen puede verse cómo ella misma defiende que cree en la Atención Primaria y que sus pacientes merecen un trato digno, explicando que asume "mi consulta, las consultas urgentes, las consultas de compañeros ausentes no sustituidos, los avisos a domicilio, programas de enfermos crónicos y sesiones clínicas. Me obligan a ir a urgencias cuando termino esta consulta... no puedo más. Me gustaría seguir atendiéndoles pero así no puedo. Lo siento", dirige a sus pacientes en una carta firmada a mano. 

"No quiero ser cómplice del deterioro y detrimento de la Atención Primaria, en la que creo y defiendo como pilar de la sanidad"



La facultativa ha querido expresarse con claridad con quienes más cerca han vivido su día a día. "Desde hace mucho tiempo me he visto obligada, como usted seguramente ha visto y sufrido, a realizar además de mi jornada ordinaria, la acumulación de consultas y avisos a domicilio de compañeros ausentes por vacaciones u otros motivos justificados", escribe. 

La queja se basa además en que la Gerencia de Atención Primaria de Burgos desde el día 2 de enero "me obliga a prolongar, según calendario, mi jornada laboral (Centro de Salud de 8.00 a 15.00 horas) con el Servicio de Urgencias de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) desde las 15.00 a las 22.00 entre semana y a hacer guardias de 14 horas los fines de semana", expone Obregón. 

Con estas condiciones de trabajo con apenas horas libres a la semana, la médica afirma que no se puede hacer responsable de dar un trato adecuado y de calidad tantas horas al día. "Pienso que, la fatiga mental y física puede afectar a mi rendimiento y al manejo de los pacientes y quiero evitar sobre todo la posibilidad de poder cometer errores con personas con nombres y apellidos. No quiero ser cómplice del deterioro y detrimento de la Atención Primaria, en la que creo y defiendo como pilar de la sanidad, por favorecer un servicio SUAP de Gamonal al que considero inadecuado, en cuanto a ubicación, recursos materiales y humanos", explica en su carta a los pacientes. 

Condiciones para Gerencia antes de renunciar el 11 de enero


Por estas cuestiones la facultativa ha pedido a la Gerencia una serie de condiciones que considera necesarias y que enumera a continuación. Entre ellas, que le permita continuar prestando servicios como hasta ahora sin la jornada complementaria "a pesar de que las condiciones laborales no sean las más idóneas para una prestación de asistencia sanitaria de calidad y con garantías". 

Si esta primera petición no es atendida, asegura que debe tenerse su renuncia por presentada "muy a mi pesar, ya que significa renunciar a mi vocación profesional y para lo que llevo formándome siempre". Para hacerla efectiva, advierte de que el último día de prestación de servicios será el 11 de enero de este 2019. 

Por último solicita a la Gerencia que "apoye y no deje abandonado al equipo de Atención Primaria del Centro de Salud Los Cubos, que no acabe con todo lo que con tanto esfuerzo hemos construido" y que "no deje y abandone a los pacientes del centro", que "han sufrido mucho durante años con cambios continuos de médicos".

No es un caso aislado


Sin embargo, Pilar no está sola, ya que otras dos compañeras del centro de salud burgalés, Nuria y Sonia, han seguido el mismo camino, asegurando que no pueden más por la carga de trabajo a la que están sometidas, obligadas a realizar guardias y consultas de urgencias después de su jornada laboral habitual. Las tres han dado su opinión a la televisión local de Castilla y León, apoyadas por sus pacientes.  

Precisamente este miércoles se conocía el anuncio de la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, de que va a convocar un pleno monográfico del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) sobre Atención Primaria para mejorar la situación de la especialidad. Ante el anuncio, los propios representantes de los médicos de Familia se muestran cautelosos y piden "medidas, no análisis".   

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.