Víricö

Una sanitaria desgrana la guía de partos en casa de la FAME y hace hincapié en lo que dice la evidencia científica

El hilo que recuerda los riesgos de parir en casa: "Es jugar a la lotería"


28 jun 2022. 16.00H
SE LEE EN 7 minutos
Ante el encendido debate que ha surgido estos días en las redes sobre el parto en casa y su recomendación o no por parte de los sanitarios, la anestesióloga Elena Casado ha decidido compartir en un hilo de Twitter algunas de las advertencias y consejos que ofrece la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) en su guía para enfrentar un alumbramiento de estas características.

Uno de los últimos puntos de desencuentro fue el caso de un bebé cianótico que nació en un domicilio y al cual tuvieron que resucitar durante varios minutos. La facultativa ya alzó la voz contra este caso tildándolo de "salvajada". Otras situaciones similares han llevado a muchas profesionales sanitarias a recordar que las matronas y obstetras son las únicas indicadas para atender estos alumbramientos.

El informe presentado por FAME comienza señalando que el hospital no es el entorno idóneo para todas las personas que van a dar a luz y critica el aumento del número de hombres dedicados a esta labor, contrario a la tendencia histórica de las mujeres como matronas. Aun así, el texto reconoce que pocas mujeres en España eligen tener a su bebé en su domicilio. 

Los estudios que presentan resaltan algunos de los peligros de este tipo de alumbramientos, como que un mayor número de parturientas necesitaron transfusiones o que 1,5 de cada 100 niños tuvo un Apgar menor de 7 al nacer. Relacionado con lo anterior, los datos difieren en el número de parturientas que tuvieron que se trasladadas al hospital: "el MANA señala de 10 de cada 100, Birthplace que hasta 45 de cada 100 y un estudio catalán indica que 14 de cada 100".



Estar a 30 minutos del hospital, insuficiente


El documento, que defiende por encima de todo el respeto a los deseos de la futura madre, señala que es necesario asumir que el parto en casa tiene mayores riesgos, incluso si la mujer es considerada de bajo riesgo, y especialmente si se trata de una primípara o si el embarazo es de más de 41 semanas. 

Algunos de los resultados adversos perinatales son: muerte fetal después del inicio de parto, muerte neonatal precoz, encefalopatía neonatal, síndrome de aspiración meconial, lesión del plexo braquial, húmero o clavícula fracturada. Para la madre se podría incurrir en: transferencia materna o neonatal, hemorragia posparto, trauma obstétrico, ingreso maternal, ingreso de la RN en UCI.

Por todo ello, es la propia FAME la que recomienda que el lugar elegido para dar a luz se encuentre a 30 minutos de un hospital por si hay necesidad de trasladarles, aunque Casado considera que esta distancia es excesiva porque: "Media hora de sufrimiento fetal es un desastre. Media hora de hemorragia es muerte". Además, incide en que los coches particulares no tienen los servicios que puede proporcionar una ambulancia.



La falta de higiene en los alumbramientos en agua: "El parto no son flores y arcoíris"


Acerca de la atención al parto, el informe recomienda un análisis de orina al inicio, así como un registro cada 5 minutos de la frecuencia cardiaca fetal y el control de la frecuencia cardiaca y temperatura materna. "Dejo constancia de que a estas alturas no ha hablado la guía de cuencos tibetanos, Reiki para el dolor del parto o comerse la placenta", apostilla la sanitaria.

En lo relativo al parto en agua, no existe el suficiente consenso científico para recomendarlo o desaconsejarlo, pero sí señalan la necesidad de mantener el agua limpia e ir eliminando las heces, sangre u orina. "El parto no son flores y arcoíris y que el bebé salga a una bañera llena de mierda es de todo menos higiénico", ha incidido Casado.

Otro de los puntos más controvertidos es el uso de la oxitocina. La guía recomienda explícitamente el uso de uterotonicos en la tercera fase del parto para evitar hemorragias, y la necesidad de recordar a la mujer que, si no quiere usarla, tiene el riesgo de perder más de un litro de sangre.

Para el dolor y como alternativas a la epidural el informe habla de la inmersión en agua tibia, el masaje, la acupuntura o TENS. "Ni aromaterapia, ni hipnoparto, ni agua estéril, ni moxibustión, ni pepino en vinagre", humoriza la facultativa.



"El parto ha de ser respetado y humano, como cualquier interacción médica"


Finalmente, FAME aporta un estudio sobre el traslado al hospital durante el parto en casa, señalando que en el 16% de los casos fue porque la madre quería la epidural y en otro 16% por sospecha de pérdida de bienestar fetal. Tras el parto, un 17% de las madres tuvo que ser llevada al centro hospitalario por desgarros de alto grado, un 55% por distrés neonatal y un 5,9% de ellos por una hemorragia postparto.

Un dato que la sanitaria ha recordado desde el principio y se resalta en el apartado de emergencias en el parto en casa es la importancia de la cesárea para reducir la mortalidad perinatal, así como la mejora en las técnicas de reanimación y atención neonatal. Precisamente sobre la reanimación, el informe habla acerca de tener oxígeno, una CPAP, o de drenar un neumotórax, "cosas que se llevan a cualquier domicilio", ha ironizado Casado.



La facultativa concluye resaltando los riesgos que pone de manifiesto el informe e insistiendo en que el parto "ha de ser respetado y humano, como cualquier interacción médica". Sin embargo, matiza: "No es un momento místico ni sobrenatural. Es un proceso fisiológico de mucha vulnerabilidad y riesgo para dos vidas. Lo más importante es no jugarse la lotería de morirse o dejar un bebé con secuelas. La mejor madre no es la que tiene un vídeo más bonito o una placenta de colores, es la que sigue viva y con un bebé sano para poder disfrutar de su maternidad".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.