El inquietante prototipo para que el bebé no se mueva en una radiografía

El invento mantiene erguidos a los niños durante un escaneo de rayos X mientras les protege de las radiaciones

El inquietante prototipo para que el bebé no se mueva en una radiografía
mié 08 noviembre 2017. 14.50H
Redacción
Cualquiera que vea la fotografía se piensa que el niño está atrapado en un tubo. Pero la explicación es más sencilla. Se trata del nuevo prototipo para mantener erguidos a los pequeños durante un escaneo con rayos X y que lleva por nombre Piggostat.

Aunque parezca muy aparatoso, sus creadores aseguran que se ajusta a las medidas de cada paciente sin provocar ningún tipo de daños. A su vez, les ayuda a protegerse de la radiación mientras se facilita la labor de los pediatras.

Sobre las instrucciones de funcionamiento del aparato, solo pueden utilizarlo bebés entre 12 y 18 meses de edad utilizando únicamente su pañal para evitar que se orine o defeque en la máquina. Se advierte, eso sí, que no lo usen niños con sobrepeso porque podrían quedar atrapados.

Lo curioso de todo es que la empresa que está comercializando el invento reconoce en su página web que ya existía una versión en los años 60.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.