19 mar 2019 | Actualizado: 11:15

Beber menos alcohol o adelgazar: consejos para superar el 'burnout' médico

El NHS comparte nueve pautas de autoayuda que pueden ayudar a combatir el estrés de los facultativos

Otra de las pautas que promueve esta guía es beber más cantidad de agua.
Beber menos alcohol o adelgazar: consejos para superar el 'burnout' médico
jue 20 septiembre 2018. 16.25H
Redacción
Un último estudio publicado en JAMA revelaba qué especialidades médicas sufrían más estrés laboral. Pero el conocido como síndrome de burnout o de estar quemado no es una cuestión que solo padecen los facultativos, sino que un elevado porcentaje de profesionales sanitarios también tienen por la saturación de pacientes o los turnos de guardia, entre otras razones…

Para combatir esta realidad desde la web del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, sus siglas en inglés) han compartido nueve consejos de autoayuda para combatir el cansancio entre los trabajadores del sistema sanitario.

Beber menos alcohol


Aunque un par de copas de vino por la noche puedan ayudar a conciliar el sueño, la verdad es que se duerme menos profundamente tras la ingesta de alcohol. Según se explica en el texto, es conveniente reducir el consumo de bebidas alcoholicas para obtener un mejor descanso y tener más energía al día siguiente.

Perder peso para ganar energía


Según explican en el texto, si un cuerpo tiene exceso de peso puede ser mucho más agotador. Por lo tanto, la pérdida de kilos también ayudaría a sentirse más enérgico.

Comer más a menudo para vencer el cansancio


El primero de los consejos que se da para evitar el burnout es hacer comidas más regulares cada 3 o 4 horas en lugar de hacer una comida grande con menos frecuencia.

¡A moverse!


El ejercicio físico es fundamental para el cuerpo y la mente. La practica de algún deporte de forma regular hace que el individuo se sienta menos cansado a largo plazo, por lo que se tendrá mas energía. En este sentido, desde el NHS recomiendan comenzar con una caminata de 15 minutos y que poco a poco se vaya incrementando la dosis de actividad hasta el objetivo principal que serían las 2,5 horas de ejercicio aeróbico de intensidad moderada durante la semana.


Comer cada 3-4 horas, hacer ejercicio o beber más agua son algunos trucos que sirven para reducir estrés y ansiedad


La importancia de dormir bien


En lo que respecta al sueño, el NHS se hace eco de los consejos que se dan desde la Royal College of Psychiatrists quienes proponen acostarse y levantarse a la misma hora todos los días, evitar siestas durante la jornada y relajarse antes de ir a la cama.

Reducir el estrés


¡Keep calm! El estrés consume mucha energía. Por lo tanto, hay que buscar e incluir a la rutina actividades que sean más relajantes. ¿Cuáles serían algunas de ellas? Ir al gimnasio, prácticar yoga, escuchar música, leer o pasar más tiempo con amigos y conocidos. 

Hablar, la mejor terapia


Según explica la NHS, existen estudios que muestran los beneficios que tienen  las terapias de conversación como el asesoramiento o la terapia cognitiva conductual (TCC), que podrían ayudar a combatir la fatiga o el cansancio causado por el estrés, la ansiedad o el mal humor.

Reducir la cantidad de cafeína


El café, el té, la Coca cola u otras bebidas refrescantes son aliados perfectos que se utilizan para mantenerse despierto, pero abusar de estos productos puede jugar una mala pasada. Por ello, la recomendación que se hace desde la web del NHS es reducir la cantidad de cafeína. La mejor forma de hacerlo es dejándola gradualmente durante un periodo de tres semanas.

El agua no es solo para los peces


El último de los consejos que se da es beber más agua para tener vitalidad.  En muchas ocasiones el cansancio se debe a no estar bien hidratado. Por lo tanto, un aumento de la cantidad de agua es un buen truco para sentirse mejor.
 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.