"Siempre que voy al médico pienso que no va a creer nada de lo que le diga"

"Me duele aquí". "Sí, hombre, porque tú lo digas ¡Siguiente!"

El paciente recrea posibles situaciones vividas en consulta.
"Siempre que voy al médico pienso que no va a creer nada de lo que le diga"
dom 24 marzo 2019. 16.30H
Algunos estudios en los últimos años se han preocupado por valorar el trato que el médico dispensa al paciente en consulta, remarcando la eficacia de una actitud amable y la confianza que supone, por ejemplo, mirarle a los ojos o llamarle por su nombre. Pero ¿qué ocurre si lo que se encuentra el paciente es justo lo contrario?

En esta hipótesis se ha situado un usuario de redes sociales mientras esperaba a ser atendido por un facultativo, utilizando su perfil en la red social Twitter para escribir que "siempre que voy al médico pienso que no se va a creer nada de lo que le diga", para a continuación recrear posibles situaciones. "Me duele aquí". "Sí, hombre, porque tú lo digas". "Oiga...". "¡Siguiente!", escribe como la inicial. 

"A ver, ¿qué te ha dicho el Doctor Google? Es como si escupieras a la cara de toda mi profesión. ¡Siguiente!"



Otra de esas posibles conversaciones empezarían con el paciente explicándose con un "mire, tengo un problema que..." a lo que el médico respondería "yo sí que tengo problemas. Mirarte la cara, por ejemplo". "...". "...". "Pero...". "¡Siguiente". 

También podría ocurrir según este usuario que el paciente le expusiera al médico que "cuando levanto el brazo..." y directamente el galeno preguntara "¿ya lo has mirado en internet? Espero que no lo hayas mirado en el internet". "Qué", responde el paciente, a lo que el médico increpa "a ver qué te ha dicho el Doctor Google, dímelo, dímelo". "Si yo no...", se excusaría el primero, dando pie a que el facultativo respondiera "es como si escupieras a la cara de toda mi profesión. ¡Siguiente!". 

Chistes aparte, el usuario explica en otro tuit que los ha hecho "para aplacar un poquito de nervio que tenía", ya que "la atención y el trato que me han dado en el SES ha sido impecable y sobre todo impagable". De sus palabras se deduce que es solo ironía, ya que él mismo admite que "por esta sanidad pública me peleo a navaja si hace falta". 

"Eso no es na", le respondieron a una paciente


Al trapo de su juego entra otra usuaria de Twitter, que expone lo que parece ser una situación real vivida, en la que fue a consulta explicando que "me sale leche de las tetas", a lo que el médico responde que "eso no es na", aunque ella añade que tiene antecedentes familiares de cáncer de mama. "Que no que tengo aquí que viniste una vez con un brote de ansiedad, es que las mujeres sois muy exageradas con los sentimientos", fue la respuesta que recibió del facultativo, por lo que decidió cambiar de médico, poner una hoja de reclamaciones "y me arrepiento de no haberle rajao las ruedas del coche". 

La usuaria admite que le hizo "varias de ese palo", como con "una prueba de ITS que le pedí (me dijo que pa qué, que si es que no confiaba lo bastante en mi novio, igual tenía que romper con él", relata matizando que no le había dicho que tuviera novio, en lo que es un ejemplo de mal trato al paciente, algo contra lo que tanto están luchando diferentes proyectos de humanización de la sanidad puestos en marcha. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.