"Los aplausos no me sirven, eran por socializar, no de agradecimiento"

A debate los agradecimientos en los balcones frente al incumplimiento de las normas de seguridad en la nueva normalidad

"Los aplausos no me sirven, eran por socializar, no de agradecimiento"
dom 19 julio 2020. 14.10H
Los aplausos a las ocho de la tarde se han convertido en uno de los sonidos más reconocibles de la pandemia de Covid-19. Un agradecimiento sonoro a todos los profesionales sanitarios que, sin embargo, han ido perdiendo fuerza a medida que avanzaba la desescalada. Una vez instaurada la 'nueva normalidad', hay quien echa la vista atrás y no duda en cuestionar la autenticidad de dichos gestos

Es el caso de Tania, quien cree que dichos aplausos pasaron a ser una forma más de "postureo", fruto del "aburrimiento" producido por el confinamiento. Bajo su punto de vista, la gente "aplaudía porque quedaba guay para el postureo y para pasar el rato". No todos, pero sí "la mayoría". 


La usuaria respaldaba así los comentarios de la enfermera Tina Besada, quien, en una reciente entrevista en La Voz de Galicia, llegó a asegurar que los aplausos en los balcones "eran por socializar, no de agradecimiento". Esta tuitera también afea la actitud de quien lo hace por "imitar al resto" y "unirse a culaquier movimiento". 

Para Tania, el verdadero reconocimiento al trabajo de los profesionales pasa por "cumplir las normas de seguridad", "llevar mascarilla en la calle" y "reducir la vida social". Hábitos que ella misma afirma llevar a cabo, "saliendo de casa solo para lo imprescindible" y que la gente incumple, opina, "porque se la pelan los demás y lo que tengan que esforzarse". 

"Hay cosas más importantes que pasármelo yo bien haciendo el canelo. Pero claro, lo mío es excesivo, lo importante eran los aplausos", ironizaba en un comentario posterior.


La situación actual refleja, según Tania, puro egoísmo hacia el colectivo. "Hace unos meses eran héroes y ahora son unos pesados que dicen que no hacemos las cosas bien", lamenta. 


"Yo no aplaudía por postureo" se defendía Montse, otra usuaria, en su respuesta. Reconoce, eso sí, que su agradecimiento no iba dirigido exclusivamente "para el mundo sanitario" sino para "toda la gente que estaba currando" y permitía que los demás pudieran estar confinados. 

De los aplausos al menosprecio


Los profesionales también intervenían en el debate generado con opiniones a favor y en contra. Según @MarcusSucram, a muy pocos trabajadores de la Sanidad, entre los que se incluye, les gustaban los aplausos y "sabían que pasarían a ser "menosprecio en cuanto pasara lo más grave".


De igual manera, @Luzizepam, tuitera y matrona, cuestionaba la forma en la que ella y sus compañeros han sido homenajeados durante la crisis. "Estaba clarísimo que los sanitarios en general, importábamos e importamos una mierda".  

Más allá del postureo, estos aplausos han llegado a generar ansiedad en algunas personas como Lau, que, además de necesitar silencio debido a "su enfermedad crónica" veía como sus vecinos "no respetaban nada".  


Eran varios los tuiteros que, a través de sus experiencias, mostraban las incongruencias que destilan este tipo de gestos dado el incumplimiento de las normas de seguridad, al tiempo que sugerían otras formas de "dar las gracias".






Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.