jue 23 mayo 2019. 12.52H
Europa Press

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Las infecciones del sitio quirúrgico son la complicación quirúrgica más frecuente e incrementan en más de una semana de media la estancia hospitalaria del paciente afectado, según se ha destacado en el 21 Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria, en el que ha participado la compañía Johnson & Johnson Medical Devices.

Así, mediante la celebración de un taller en el congreso, se ha propiciado el debate sobre la importancia de este tipo de infecciones cuya aparición influye en la calidad de vida del paciente, incrementa el coste del tratamiento y afecta de manera significativa a la organización de los recursos del hospital.

"Las infecciones del sitio quirúrgico, aquellas que ocurren en la incisión quirúrgica o cerca de ella, durante los primeros 30 días, o hasta un año, si se ha dejado un implante, afectan a la calidad de vida del paciente de diferentes formas", ha explicado el jefe de servicio de Cirugía de la Xerencia de Xestión Integrada de Santiago de Compostela y ponente de este taller, el doctor Manuel Bustamante Motalvo. Estas formas pueden ser "desde un aumento de su estancia hospitalaria, que necesite más medicación y curas, sufrir una o varias reintervenciones, reingresos, e incluso fallecer a consecuencia de ésta".

Sin embargo, probablemente "entre un 50 y un 60 por ciento de estas infecciones sea evitable con el cumplimento y conocimiento de las medidas preventivas por parte de los profesionales sanitarios", ha explicado.

Por este motivo, la Xerencia de Xestión Integrada de Santiago de Compostela ha promovido un estudio con 5.081 pacientes de distintos servicios quirúrgicos para avanzar en este campo.

El estudio consistió en dos grupos, utilizando en unos las suturas convencionales y en el otro unas suturas recubiertas con un antiséptico con el objetivo de determinar si había un descenso de las Infecciones de Sitio Quirúrgico (ISQ). Los resultados mostraron una reducción del 29,9 por ciento de la tasa de infección con el uso del antiséptico y se evitó que 61 pacientes, en los tres meses en los que se usaron las suturas con antiséptico, desarrollaran una ISQ.

"Derivado de esto en un año se evitaría la infección en 244 pacientes, lo que supondría 3.172 días de estancia que equivalen a 7 camas disponibles diarias y un ahorro, calculado por coste de cama día de más, de millón y medio de euros", ha señalado el doctor Bustamante.

Por ello, prácticamente todo lo que se haga para prevenir la ISQ "es coste-efectivo, pues el gasto derivado tanto económico (difícil de cuantificar, pero millonario) como en la calidad de vida del paciente es muy importante", ha concluido el especialista.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.