lun 30 noviembre 2020. 15.26H
Europa Press

ZARAGOZA, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha apelado a la responsabilidad de los ciudadanos y ha pedido asumir que éstas serán unas fiestas de Navidad "diferentes" para evitar un mes de enero "escalofriante en muertes" y en incremento de hospitalización en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) por contagios de la COVID-19.

En declaraciones a los medios de comunicación, en Zaragoza, durante su visita el colegio público San Jorge del barrio de Valdespartera, Lambán ha abogado por que en toda España haya un acuerdo para que estas fiestas "se celebren en los mismos términos y exactamente con las mismas restricciones" para evitar la propagación de la pandemia del coronavirus.

Ha añadido lo siguiente: "Lo que tenemos que tener todos claro es que estas Navidades van a ser radicalmente distintas a las que hemos vivido a lo largo de nuestra vida", pero "no nos tienen que doler prendas, ni llevarle luto al hecho que la cena de Nochebuena y el día de Navidad lo tengamos que celebrar en la más estricta familiaridad", es decir, con reuniones "reducidas a padres e hijos" y, en algún caso, "un nieto a nieta no viene mal como compañía".

Además, ha continuado, hay que procurar, "por todos los medios", que la Nochevieja "no sea un vivero abonado al virus", para remarcar que habrá "más Navidades y Nocheviejas" y hay que tratar de que, "con nuestra responsabilidad, los mayores y las personas con enfermedades tengan derecho a pensar en más Navidades y más Nocheviejas".

"No hagamos que las personas mayores y las personas queridas por nosotros vean truncada su vida por la irresponsabilidad de los más jóvenes", ha enfatizado Lambán.

PÁNICO

El presidente de Aragón ha reconocido que el próximo puente de diciembre --de la Constitución y la Inmaculada-- "nos produce pánico" respecto a la propagación de la COVID-19, especialmente tras las imágenes "preocupantes" de este fin de semana, no solo en grandes ciudades, sino también en su propia localidad, Ejea de los Caballeros, y en su propia calle, ha glosado.

"Es obvio que no aprendemos, seguimos sin dar a la COVID-19 la importancia que tiene" y "dan ganas de hacer pasar a los ciudadanos por las UCI para que se den cuenta que este virus no es una compañía amable, sino que está matando y haciendo enfermar a muchos conciudadanos".

Lambán ha agregado de que los indicadores epidemiológicos "evolucionan de forma esperanzadora", aunque "no con la rapidez que nos gustaría en la UCI" y "hay que ir poco a poco levantando restricciones".

No obstante, ha reconocido que le "apena" que aunque la "gran mayoría" de los ciudadanos sean responsables, "por desgracia no determinados colectivos, que siguen pensando que el virus no va con ellos", cuando "sí va".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.