dom 22 noviembre 2020. 12.17H
Europa Press

BARCELONA / SANTIAGO, 22 (EUROPA PRESS)

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha apelado a la prudencia a la hora de autorizar la realización de test de antígenos en las farmacias, un asunto sobre el que ha puesto de ejemplo lo sucedido en Galicia.

"En Galicia hicieron una prueba piloto en farmacias y no han seguido. Yo sería muy prudente, los equipos técnicos no lo acaban de ver", ha señalado Illa en una entrevista al diario 'Ara' este domingo recogida por Europa Press.

El responsable de Sanidad ha sostenido que la gestión descentralizada de la pandemia en la segunda ola "ha funcionado razonablemente bien", aunque se ha puesto de manifiesto la necesidad de coordinación interna y en el marco de la Unión Europea.

Preguntado por si los datos de Madrid le sorprenden, ha contestado que no, y ha pedido prudencia: "Madrid tuvo 21 días de medidas muy restrictivas de confinamiento. Tuvimos una discrepancia que fue pública y forzamos un confinamiento en nueve municipios de Madrid durante 15 días".

"Nosotros proporcionamos que los datos que nos facilitan las comunidades, y yo le digo que son fiables" aunque pueda haber errores puntuales, en un sistema que trabajan para mejorar.

Sobre los test serológicos, ha asegurado que cada tipo de test tiene una función, si bien ha defendido que a la ciudadanía se le debe decir que "la prueba con un diagnóstico más fiable son las PCR o la TMA, que se hacen con criterios de análisis de plasma y son casi fiables al 100%".

Y ante la posibilidad de realizar los test de antígenos en las farmacias, ha dicho: "En Galicia hicieron una prueba piloto en farmacias y no han seguido. Yo sería muy prudente, los equipos técnicos no lo acaban de ver".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.