lun 30 noviembre 2020. 16.34H
Europa Press

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La Fundación de Educación para la Salud (FUNDADEPS), presidida por María Sáinz, ha elaborado una serie de recomendaciones a tener en cuenta antes, durante y después de las reuniones con familiares o amigos en las fiestas navideñas, entre las que destaca la propuesta de crear un 'coordinador familiar Covid-19'.

"Esta persona puede serlo voluntariamente o elegida entre todos e, idealmente, cambiar en cada reunión, para que haya más colaboración. Además, es importante el compromiso de todos para que ante sus recordatorios nadie se sienta mal y todos entiendan que solo quiere asegurarse de que la celebración sea segura", ha dicho.

Y es que, aunque cada uno es responsable de ejecutar las medidas preventivas para evitar la infección (en caso de resfriado, fiebre u otros síntomas quedándose en su casa), cuando se producen reuniones en casa de familiares o amigos se puede tener una falsa seguridad y olvidarse de algunas acciones.

De hecho, tal y como ha concluido un documento técnico elaborado por expertos del Ministerio de Sanidad, el SARS-CoV-2 (el virus responsable de la COVID-19) se transmite mediante aerosoles que contienen virus viables generados por la persona infectada, especialmente en espacios cerrados y mal ventilados. "En este caso, el techo bajo el que nos reunamos no nos protege del coronavirus, sino que puede propiciar un mayor riesgo", ha recordado la presidenta de FUNDADEPS.

Las premisas generales para celebrar unas navidades con la mayor seguridad son disminuir las dos 'C': las concentraciones con muchas personas y durante mucho tiempo y los contactos físicos, aunque sean entre personas de la familia, pero que no convivan en la casa de la reunión navideña. Además, a juicio de la experta, es necesario incrementar las tres 'M': el lavado de manos, los metros de distancia entre personas y el buen uso de mascarillas, tanto higiénicas como quirúrgicas.

En este sentido, el coordinador familiar Covid-19 será el encargado o encargada de velar porque en dicha celebración se cumplan las medidas de seguridad básicas (lavado de manos, distancia de seguridad, uso correcto de mascarillas); de coordinarse con el anfitrión, de pensar previamente cómo será el saludo (con el codo, con un juego de pies o con la mano en el corazón), así como de recordar que se cumplan las recomendaciones, si a medida que la fiesta avanza hay algún despistado.

MEDIDAS DE SEGURIDAD PREVIAS A LAS CELEBRACIONES DE NAVIDAD

Para garantizar una celebración con la mayor seguridad posible frente al coronavirus, la organización ha señalado que los anfitriones de las reuniones de familiares o amigos deben tener en cuenta una serie de medidas previas a la celebración.

"Lo primero y más básico es realizar una limpieza general y una buena aireación de la casa, con especial énfasis en los cuartos de baño, donde lo ideal es facilitar toallitas o papel de manos para lavar y secar las manos de forma individual y poder desecharlas en una papelera", ha explicado Sáinz.

Además, hay que elegir la estancia de la casa más grande, con el fin de asegurar que se cumpla la distancia de seguridad entre personas. Preparar la llegada de los invitados y de sus enseres. "Lo ideal es tener un dispositivo de limpieza para las suelas de los zapatos y facilitar un espacio donde ubicar los zapatos de cada uno si se descalzan o usan zapatillas limpias que se les den. Y también es importante disponer el lugar donde dejar abrigos, bolsos y regalos sin que se mezclen entre ellos", ha apostillado.

Una vez estén los invitados en casa lo más importante, recuerda la presidenta de FUNDADEPS, es que todos utilicen adecuadamente todo el tiempo la mascarilla y solo se la quiten para comer y/o beber, guardándola mientras en un sobre de papel o bolsa de tela perfectamente identificados. Además, en diferentes momentos de la celebración habrá que abrir las ventanas y airear el espacio durante unos minutos, aunque haga frío.

Para las comidas o cenas lo ideal es que haya una persona encargada de poner la mesa, previo lavado de manos. Esta persona puede ser la misma, o no, encargada de recoger la mesa después de comer, pero debe hacerlo una única persona.

"La persona que cocine mantendrá todas las medidas higiénicas, lavándose las manos, cocinando con mascarilla y manteniendo las superficies y elementos de cocina limpios en todo momento. El menú no debe contemplar platos para compartir, como aperitivos o pan, sino que deben ser raciones individuales. Y a la hora de servir también debe ser una única persona la que lo haga", ha detallado Sáinz.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.