Últimas Noticias Sanidad



20 sep 2022. 12.54H
SE LEE EN 3 minutos

BRUSELAS, 20 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea ha pedido este martes a los gobiernos europeos más pruebas diagnósticas y ampliar el rango de edad para realizarlas como parte de las medidas necesarias para mejorar la detección temprana del cáncer de pecho, de cuello uterino y de colon, así como ampliar las pruebas de prevención a otras tres tipologías de cáncer: el de próstata, de pulmón y estómago.

"En 2020, aproximadamente 2,7 millones de personas de la Unión Europea fueron diagnosticados de cáncer y más de 1,3 millones de personas perdieron su vida a causa de la enfermedad", ha contextualizado la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, que ha destacado la importancia de la detección precoz.

La recomendación del Ejecutivo comunitario, que deberá ser ahora respaldada por los Veintisiete, plantea aumentar el número de pruebas preventivas, así como su tipología y los rangos de edad a los que se aplican los test para el cáncer de pecho, el colorrectal y el cáncer de cuello uterino.

Concretamente, Bruselas ha planteado ampliar el grupo de edad para el análisis del cáncer de pecho a mujeres de entre 45 y 74 años, frente al rango de entre 50 y 69 años que se contempla actualmente.

Además, el Ejecutivo comunitario ha recomendado que se realicen pruebas para el virus del papiloma humano a mujeres de entre 30 y 65 años cada cinco años, de cara a mejorar la prevención del cáncer de cuello uterino así como mejorar el triaje del cáncer colorrectal para pacientes de entre 50 y 74 años a través de una prueba inmunoquímica fecal.

En un paso más, Bruselas ha planteado aumentar el número de pruebas de detección en tres tipos de cáncer: por un lado para el de pulmón centrándose en los fumadores habituales de entre 50 y 75 años así como el cáncer de próstata para hombres de hasta 70 años a través de test de antígenos y resonancias magnéticas.

La Comisión Europea ha incluido el cáncer de estómago entre aquellas tipologías para las que recomienda aumentar el número de pruebas, que se centrarán en la búsqueda de una presencia de una bacteria y el seguimiento de la aparición de lesiones precancerígenas.

La propuesta se enmarca en el plan europeo de Lucha contra el cáncer, que cuenta con una dotación económica de 4.000 millones de euros, en los que se incluyen 38,5 millones del programa EU4Health y 60 millones de euros del programa Horizon.

Bruselas ha afirmado que propondrá financiación adicional para la detección del cáncer en el marco del programa EU4Health 2023 y los Estados miembro podrán utilizar, además, los fondos de cohesión para mejorar el cribado a través del Fondo de Desarrollo y Fondo Social Europeo Plus.

El Ejecutivo comunitario ha planteado con esta propuesta que el acceso a las pruebas de detección precoz sea equitativo para determinados grupos socioeconómicos, personas con discapacidad así como para aquellas que viven en el rural o en áreas remotas.

Además, Bruselas ha destacado la importancia de los diagnósticos a tiempo, del acceso a los tratamientos, del apoyo psicológico y los cuidados, ya que considera que la detección puede ayudar a reducir la presión de los sistemas sanitarios.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.