Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:00
Opinión > El termómetro

José Miguel Lera

José Miguel Lera
José Miguel Lera, presidente del Colegio de Médicos de Navarra,
Lunes, 09 de octubre de 2017, a las 16:00
El Sindicato Médico de Navarra (SMN) ha presentado un trabajado documento de alegaciones ante el Proyecto de decreto foral con el que el Gobierno de Uxue Barkos busca que Navarra deje de estar zonificada en tres áreas lingüísticas y pase a parecerse a País Vasco o Cataluña, donde las respectivas lenguas vernáculas son exigibles para acceder a la función pública a lo largo de todo el territorio. Con datos demográficos en la mano y detallando la demanda de atención en euskera en cada zona de la Comunidad Foral, los responsables de SMN desaconsejan la propuesta del Ejecutivo regional, ya que puede significar una discriminación para los aspirantes y, al mismo tiempo, que determinadas plazas sanitarias se queden sin cubrir. La postura de la confederal navarra de CESM dista mucho de ser un ataque a la lengua histórica. Por ejemplo, el informe propone que se conceda la plaza en zona vascoparlante a los aspirantes no euskaldunes que cumplen el resto de requisitos, pero a condición de que esta concesión vaya ligada a la formación en lengua vasca.