16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Watchman logra reducir el riesgo de ictus en pacientes sin tratamiento oral

El dispositivo demuestra su eficacia para pacientes no aptos para anticoagulación oral

El dispositivo Watchman de Boston.
Watchman logra reducir el riesgo de ictus en pacientes sin tratamiento oral
vie 19 mayo 2017. 11.50H
Redacción
Los datos de un año de estudio del registro Ewolution han demostrado que el cierre de la orejuela auricular izquierda (OAI) con el dispositivo Watchman de Boston Scientific, seguido de un tratamiento de doble antiagregación plaquetaria, redujo significativamente el riesgo de ictus y el de hemorragia mayor a más de la mitad de lo observado con el uso de la warfarina. 

Según ha publicado la compañía con los estudios en el EuroPCR 2017, entre los logros se encuentran la reducción del 81 por ciento en comparación con las tasas previstas en pacientes sin tratamiento cuando la tasa anual de ictus fue del 1,4 por ciento. Además, la tasa de hemorragia mayor se redujo un 52 por ciento respecto a las tasas previstas en los pacientes tratados con warfarina.

También se logró un sellado eficaz de la orejuela auricular izquierda durante el seguimiento en un 99,2 por ciento de los pacientes, y las fugas observadas no fueron de más de 5 milímetros. 

1.025 pacientes evaluados

Por otro lado, los niveles de reducción del riesgo de ictus, según los datos, son semejantes a los obtenidos con los anticoagulantes orales directos no antagonistas de la vitamina K en una población de alto riesgo. 

Para el estudio Ewolution se evaluó a 1.025 pacientes con fibrilación auricular no valvular que presentaban alto riesgo de ictus y embolia sistémica. Más de un 70 por ciento estaban considerados no aptos para recibir anticoagulación oral y no recibieron dicho tratamiento después de la intervención. 

A un 60 por ciento de los pacientes se le prescribió un tratamiento doble de antiagregación plaquetaria durante un periodo limitado. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.