El Ingesa comunica que desiste en la celebración de los acuerdos marco para la compra de medicamentos y de productos sanitarios



06 may 2013. 14.12H
SE LEE EN 2 minutos

Javier Leo / Eduardo Ortega. Madrid
El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha desistido en la celebración de los acuerdos marcos para las compras centralizadas de medicamentos y de productos sanitarios. Según los documentos oficiales a los que ha tenido acceso Redacción Médica, el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha declarado nulo el anexo VII del Pliego de Cláusulas Administrativas de ambas centrales, lo que obliga a empezar de cero el proceso redactando de nuevo las condiciones.

José Julián Díaz Melguizo, director del Ingesa.

Los recursos admitidos para estos anexos, prácticamente ‘clonados’ en ambos acuerdos marco, reconocen tanto a los laboratorios farmacéuticos como a las empresas de tecnología sanitaria demandantes que los requisitos impuestos por Sanidad “infringen los criterios de igualdad, transparencia y no discriminación”. En este sentido, el Tribunal de Recursos Contractuales ha resuelto que “tal anexo deberá redactarse en términos que vinculen los órganos de contratación que deben adjudicar los contratos derivados en cuanto a los criterios de adjudicación a seleccionar y a la ponderación que debe corresponder a cada uno de ellos de forma que resulte suficientemente orientativa para los posibles licitadores a la hora de formular sus ofertas”.

La compra centralizada de productos sanitarios y medicamentos para el conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS) en 2013 y 2014 pretendía regir la adquisición conjunta de fármacos y productos sanitarios, con una previsión máxima de gasto de 670 millones de euros (112 millones para 12 lotes de productos sanitarios y 557 millones para 11 lotes de medicamentos).

El Ministerio ya sabía que sería un proceso ‘complicado’

Antes de poner en marcha estos concursos, Agustín Rivero, director de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia del Ministerio de Sanidad, reconocía a Redacción Médica la dificultad de su formulación, dado que los fármacos de la central eran del tipo complejo, con muchos condicionantes a su alrededor. De hecho, Rivero reconocía que la intención del Ministerio era la construir esta iniciativa sobre medicamentos más sencillos y de una estructura más simple.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.